Marcel Kittel (Katusha-Alpecin)

De manera repentina y sorpresiva se hizo el anuncio de que tanto Marcel Kittel y Katusha-Alpecin han puesto fin a su contrato con efecto inmediato. Kittel se unió al equipo a principios de 2018, pero no logró ganar de manera regular, y los temas de confianza y aptitud física fueron un tema común durante su estadía en el escuadrón.

«A mi solicitud, el equipo Katusha-Alpecin y yo decidimos mutuamente una terminación anticipada de mi contrato actual», escribió Kittel en el sitio web del equipo.

«Fue para mí un largo proceso de decisión en el que hice muchas preguntas sobre cómo y dónde quiero ir como persona y atleta y qué es realmente importante para mí. Amo el ciclismo y mi pasión por este hermoso deporte nunca se va, pero también sé lo que requiere de mí y lo que debo hacer para tener éxito. Creo que todos tienen sus fortalezas y debilidades y que es un proceso continuo tratar con ellos dentro de un equipo para ser fuerte y exitoso.”

«En los últimos dos meses he tenido la sensación de estar agotado. En este momento, no puedo entrenar y competir al más alto nivel. Por esta razón, he decidido tomar un descanso y tomarme un tiempo para mí, sobre mis metas y hacer un plan para mi futuro».

Kittel ha pasado por este tipo de situaciones anteriormente. En 2015, él y Giant-Alpecin se separaron antes del final de la temporada después de un año desastroso. Posteriormente, se unió al equipo QuickStep de Patrick Lefevere en un acuerdo especial y disfrutó de dos campañas sumamente exitosas. Sin embargo, con el surgimiento de Fernando Gaviria, quien se estaba convirtiendo en el próximo proyecto para los sprints de Lefevere, Kittel partió hacia pastos nuevos y aterrizó en Katusha.

A comienzos de 2018, el traslado parecía ideal para todas las partes involucradas. Kittel tenía el respaldo de un equipo y Katusha todavía tenía el núcleo del tren de lanzamiento de Alexander Kristoff. Sin embargo, Kittel solo logró dos victorias y no pudo terminar el Tour de Francia, una carrera en la que anteriormente había ganado 14 etapas.

Puso fin a su temporada en agosto por razones de salud y la situación parecía estar en buen camino cuando se llevó una victoria a principios de este año. Sin embargo, las cosas no resultaron como se esperaban y el ciclista alemán ha tenido una penosa actuación los últimos meses.

Hoy agradeció al equipo por su apoyo y admitió que tomaría un descanso del ciclismo mientras trataba de reconstruir su estado de forma.

«En este punto, me gustaría agradecer al equipo por el último año y medio y su apoyo. Especialmente, me gustaría agradecer al personal del equipo. Desde el fondo de mi corazón, puedo decir que son las personas más trabajadoras y buenas. Eso es lo que he visto. Lamento no haber podido alimentar su pasión con más victorias y resultados. Me gustaría agradecer también a los patrocinadores y socios que siguen creyendo en el equipo con su apoyo y conocimiento.»

«Tomé esta decisión en base a mi experiencia de que los cambios lo llevan a nuevos caminos y oportunidades. A pesar de todas las inseguridades, tengo confianza en que finalmente encontraré nuevas oportunidades y desafíos. Estoy muy entusiasmado con lo que va a venir. Me gustaría montar y competir de nuevo en el futuro y tengo que elaborar un plan para poder alcanzar este objetivo. Este es el mayor desafío de mi carrera y lo estoy aceptando”.

José Azevedo, el gerente del equipo que ayudó a traer a Kittel al equipo, admitió que aceptó rescindir el contrato de Kittel a solicitud del alemán.

«Es con tristeza que estamos de acuerdo con la solicitud de Marcel de alejarnos del equipo y de las carreras. Entendemos la situación en la que se encuentra Marcel y lo apoyamos plenamente en este difícil momento. Todos los miembros del equipo continuarán apoyando a Marcel en el futuro y esperamos que pronto vuelva a competir como el campeón que es.”

«En nombre del Equipo Katusha-Alpecin y de todos sus patrocinadores y socios, deseamos a Marcel todo lo mejor para el futuro».

Katusha ha tenido problemas durante todo el año y sin un corredor para los sprints es difícil prever que sus malos resultados cambien pronto.

En cuanto a Kittel, al menos tiene experiencia en recuperarse de algo de esta naturaleza. Al igual que en 2015, habrá equipos dispuestos a apostar para ofrecerle al alemán un nuevo comienzo.