Geraint Thomas

Geraint Thomas dio declaraciones días antes de iniciar el Tour de Francia junto a sus compañeros de equipo en la carrera francesa.

El ciclista galés tuvo la oportunidad de expresar su opinión, insistiendo en que hay más opciones para el Team Sky en este Tour de Francia que Froome.

«Me siento tan preparado como siempre, mejor de lo que me sentí al comienzo del Tour del año pasado», dijo.

Eso se refleja en los resultados recientes de Thomas. Fue un convincente ganador del Critérium du Dauphiné en junio, una victoria que describió como la más grande de su carrera, y agregó el título británico de contrarreloj el fin de semana pasado.

Desde su impresionante Tour de Francia 2015, Thomas ha estado explorando su potencial como aspirante a Grandes Vueltas y, después de que una primera oportunidad real de liderazgo en el Giro de Italia del año pasado que termino con un retiro, esta temporada se ha construido pensando en la Gran Vuelta francesa.

Mientras que Chris Froome ha participado en diferentes batallas, una para ganar el título de Giro de Italia y la otra para limpiar su nombre, Thomas ha bajado la cabeza, concentrándose en el Tour de una manera más estable.

«Es bueno que ya no nos pregunten sobre eso, eso es positivo», dijo Thomas sobre el caso de salbutamol. «Incluso antes, puede sonar difícil de creer, pero no me estaba afectando. Acabo de seguir con mi entrenamiento, e hice todo lo posible para estar en la mejor forma viniendo aquí, y dejé eso a todos los demás.”

«Desde el comienzo del año realmente, me he centrado en tratar de llegar aquí lo mejor que puedo. Para cualquier eventualidad que surgiera, quería poder dar un paso adelante. Creo que he hecho eso. Esa es la primera casilla marcada, por así decirlo, y ahora solo se trata de entrar en la carrera y hacer todo bien y no cometer ningún error tonto, y ver qué pasa».

Cuando el manager de Team Sky Brailsford presentó a sus ciclistas en la conferencia de prensa, se refirió a Froome como «nuestro líder». Los cuatro títulos del Tour de Francia del ciclista de 33 años le otorgan un estatus indudable, pero Thomas se niega a verse a sí mismo como un mero «Plan B».

«Como digo, ciertamente me siento en buena forma, lo mejor que he estado haciendo aquí, así que sí, veremos qué sucede realmente. En la primera semana, muchas cosas pueden ir bien o salir mal, así que lo superaremos, nos adentraremos en los Alpes y veremos dónde estamos».

Esa primera semana parece más adecuada para las características de Thomas. Froome lo describió como una carrera de «estilo clásico», con carreteras estrechas, la amenaza de vientos cruzados, escaladas cortas y, por supuesto, todo por sortear antes de que aparezcan las montañas en la segunda mitad de la carrera.

Con el fin de colocar sus aspiraciones en carreras por etapas, Thomas tuvo que renunciar a su floreciente carrera de clásicas de un día, habiendo ganado E3 Harelbeke en 2015. Incluso tiene antecedentes en el pavé en el Tour, terminando segundo detrás de Thor Hushovd en la etapa 12 de la carrera en 2010cuando debutaba con Team Sky.

«Me gusta ese tipo de carreras, las clásicas, obviamente, realmente las disfruto», dijo. «También en 2010, fui segundo en esa etapa detrás de Thor. Todavía necesitas un poco de suerte, pero estoy deseando que llegue. Me encanta ese estilo de carreras».

La jerarquía seguramente habrá tomado forma para el final de la primera semana, y la contrarreloj por equipos de la etapa 3 debería haber puesto tanto a Froome como a Thomas un tanto por delante de sus rivales, pero Thomas sugirió que las cosas solo se volverán realmente claras una vez que las carreteras se empinen en los Alpes.

«Creo que es llegar a los Alpes y ver cómo vamos y cómo es la situación de la carrera», dijo.

«Tan pronto como veamos un par de esas etapas tendremos una idea de dónde estamos todos, también en la primera semana, especialmente en los Alpes».