Marcel Kittel (Katusha-Alpecin)

Los problemas del ciclista alemán Marcel Kittel no solo continúan, sino que están empeorando con la pobre actuación que ha tenido en los últimos años.

Después de su penosa actuación en la Scheldeprijs 2019, terminando en la posición 99 en la carrera, el director deportivo del Team Katusha-Alpecin, Dirk Demol, dijo que la situación “no tiene sentido”.

La temporada 2019 comenzó de manera prometedora para Kittel, pero pronto sus actuaciones en las Clásicas de Primavera han sido decepcionante. El velocista alemán nunca se mostró amenazante en los Tres Días Brujas-De Panne o en la Scheldeprijs. Después de pelear toda la carrera el miércoles, Kittel finalmente fue eliminado del grupo principal y terminó a cuatro minutos y medio del ganador.

“No puedo ocultar que esto no tiene sentido. En términos de condición, él simplemente no está en bien, de lo contrario no te descuelgas de esa forma”, dijo Demol al sitio web de ciclismo holandés Wielerflits.

“Él está tan decepcionado como nosotros. Él tampoco lo entiende. Estaba motivado al comienzo de la Scheldeprijs, pero en el camino fue honesto. Pronto indicó que no tenía las piernas, por lo que [Marco] Haller y [Jens] Debusschere trataron hacer lo suyo”.

Kittel sigue siendo, a pesar de todo, el mejor ciclista del Katusha-Alpecin esta temporada. Tiene la única victoria del equipo esta temporada, y dos de los cuatro lugares en el podio. La temporada 2019 tuvo un comienzo prometedor ya que ganó el Trofeo Palma en el Challenge Mallorca y obtuvo el segundo lugar en la Clásica de Almería. Logró el tercer lugar en una etapa al sprint en el UAE Tour y abandonó la París-Niza en la cuarta etapa después de haber luchado en los vientos cruzados y no poder participar en ninguno de los finales al sprint.

El manager de performance, Erik Zabel, y el gerente general, José Azevedo, también están tratando de ayudar al ciclista de 30 años. Esperan tenerlo en forma para su próxima carrera programada, el Tour de Yorkshire (2-5 de mayo), que será seguido por el Tour de California (12-18 de mayo).

“El pánico es un mal consejero. Está claro para todos que no está en condiciones en este momento, pero no lo dejaremos caer”, dijo Demol.

“Internamente, estamos considerando cómo podemos volver a encarrilar las cosas lo más rápido posible. Estamos convencidos de que si está en plena forma, todavía se encuentra entre los tres corredores más rápidos del mundo. Definitivamente no lo dejaremos caer”.

El ex ciclista profesional, Jurgen Van Den Broeck, ahora comentarista de la emisora ​​belga Sporza, afirmó haber escuchado informes de que Kittel “no estaba centrado en su profesión” y “estaba bebiendo demasiadas cervezas y vino”.

Demol respondió a estas declaraciones diciendo que solo podía comentar sobre los aspectos deportivos. “Marcel tuvo un buen invierno y comenzó la temporada motivado. Al igual que con todos los equipos WorldTour, seguimos bien a nuestros corredores. Él termino sus entrenamientos como debería”.

Kittel tuvo dos años récord en QuickStep antes de mudarse a Katusha en 2018. En esa temporada, su rendimiento disminuyó drásticamente, ya que sus únicas victorias de la temporada fueron dos etapas en Tirreno-Adriático. No se llevó ninguna victoria en el Tour de Francia antes de abandonar la carrera después de haber superado el límite de tiempo en una etapa de alta montaña.

Kittel ha tenido un comportamiento similar en temporadas anteriores. Antes de unirse a QuickStep en 2016, sufrió una caída dramática en su rendimiento y de resultados similares con Giant-Alpecin durante la temporada 2015, habiendo ganado cuatro etapas en el Tour de Francia el año anterior.