Tour de Francia
Tour de Francia

Conoce las cinco etapas de montañas que serán claves para definir al ganador del Tour de Francia 2021 que inicia este sábado 26 de junio.

El Tour de Francia 2021 tiene un recorrido bastante clásico, con una primera semana con varias etapas para los velocistas, así como una contrarreloj individual, y una última semana, llena de duras etapas de montaña en los Pirineos y una segunda contrarreloj el penúltimo día que decida al ganador del Tour de Francia 2021.

Ahora que falta menos de una semana para el inicio de la carrera, analizamos las cinco etapas más importantes en la batalla de la clasificación general.

Etapa 9: Cluses › Tignes (144.9 km)

Tour de Francia 2021 - Etapa 9
Cluses › Tignes (144.9 km)

En la víspera del primer día de descanso, parece particularmente complicado, con cinco subidas categorizadas abarrotadas en 145 km, la última de ellas se corona en la línea de meta.

La primera subida categorizada es la Côte de Domancy, la base de la legendaria victoria de Bernard Hinault en el Campeonato del Mundo en 1980. La siguiente es el Col des Saisies, para luego emprender un largo descenso hasta Beaufort y emprender ascensos consecutivos, primero al Col du Pré y, poco después, a la hermosa Cormet de Roselend.

Col du Pré y Cormet de Roselend
Col du Pré y Cormet de Roselend

Después de otro largo descenso, hasta Bourg-Saint-Maurice, los corredores comenzarán el ascenso de 20.9 kilómetros hasta Tignes, subida que se canceló en 2019 debido a deslizamientos de tierra en la vía.

El tramo crítico de este largo ascenso llega en el pueblo de Les Brevières, donde la carretera asciende abruptamente para subir por la pared rocosa junto a la presa de Chevril durante dos kilómetros.

Tignes
Tignes

Al llegar a la cima de la presa, la carretera se eleva de manera mucho más constante durante otros 7 km hasta la línea de meta, pero la altitud podría hacer que esta subida sea mucha más crítica para los contendientes de la general.

Etapa 11: Sorgues › Malaucène (198.9 km)

Tour de Francia 2021 - Etapa 11
Sorgues › Malaucène (198.9 km)

El Mont Ventoux regresa al recorrido del Tour de Francia por primera vez desde 2016, cuando un temible viento Mistral que azotaba ‘la montaña calva’ obligó a recortar la etapa y, donde finalmente, se vio al líder de la carrera Chris Froome corriendo hacia la línea de meta después de que su bicicleta terminará estropeada en una colisión con una motocicleta.

Comenzando en Sorgues, justo al norte de Aviñón, la etapa se dirige hacia el este hasta Apt, girando hacia el norte hasta Saint-Saturnin-lès-Apt y el ascenso de 9,3 km del Col de la Liguière.

Más allá está la pequeña ciudad de Sault, el comienzo de la más larga, pero con mucho la más fácil de las dos subidas que acceden a la cima del Ventoux. Serpenteando a través del bosque, la pendiente apenas toca el 6% en los 18 km hasta Chalet Reynard.

Mont Ventoux - Sault
Mont Ventoux – Sault

La pendiente es mucho más severa en los últimos 6 km hasta la cima, desde donde los ciclistas descenderán por el flanco occidental de la montaña, pasando por la pequeña estación de esquí de Mont Serein el cual es extremadamente rápido.

Después de pasar por la meta en Malaucène por primera vez, la ruta se dirige a las faldas del Mont Ventoux desde la vertiente de Bédoin, el cual es el ascenso clásico, que promedia cerca del 9% en los 15,7 km.

Mont Ventoux - Bèdoin
Mont Ventoux – Bèdoin

En esta oportunidad la etapa no finaliza en la cima de este puerto, ya que emprenden un descenso hacia Malaucène una vez más para terminar.

Etapa 15: Céret › Andorra la Vella (191.3 km)

Tour de Francia 2021 - Etapa 15
Céret › Andorra la Vella (191.3 km)

Una de las batallas que pueden decidir el maillot amarillo se podría dar en los Pirineos en una etapa que se dirige al principado de Andorra, su única salida de Francia durante la edición de 2021.

Las primeras tres cuartas partes de la etapa tienen lugar en los Pirineos Orientales, inicialmente atravesando colinas del valle del Tech hasta el Têt y luego ascendiendo de manera constante a través del Parque Regional de los Pirineos Catalanes hasta el Montée de Mont-Louis, para luego seguir subiendo hasta Font-Romeu, el sitio del centro de entrenamiento de élite de gran altura de Francia.

Desde allí, la ruta desciende directamente hasta la frontera española, para luego girar al noroeste hacia el Col de Puymorens.

Este paso es el trampolín hacia el ‘techo’ del Tour, los ciclistas se alejan brevemente de él y luego vuelven a subir a Andorra hasta el Port d’Envalira, que alcanza un máximo de 2.408 m. de altitud.

Un descenso largo, a veces rápido, pero en su mayor parte sencillo, llevará la carrera al corazón del pequeño territorio montañoso, para la subida final, la Collada de Beixalis.

Col de Beixalis
Col de Beixalis

Muchos de los corredores del grupo conocerán bien esta escalada gracias a los entrenamientos en sus casas en Andorra, y muchos otros la habrán abordado en la Vuelta a España, la más reciente en 2018, cuando se subio en dos oportunidades en la penúltima etapa.

Con solo 6,5 km de subida, no es muy largo, sin embargo, es muy irregular, con algunas rampas muy empinadas que proporcionarán a los mejores escaladores una plataforma de lanzamiento para los ataques.

El descenso es técnico inicialmente, ya que la carretera desciende en zigzag hacia Anyós, luego más recta y muy rápida en el descenso final hacia la meta en la capital del país, Andorra la Vella, donde es probable que el grupo de favoritos de la general se reduzca.

Etapa 17: Muret › Saint-Lary-Soulan (Col du Portet) (178.4 km)

Tour de Francia 2021 - Etapa 17
Muret › Saint-Lary-Soulan (Col du Portet) (178.4 km)

El Día de la Bastilla trae el regreso del Col du Portet, abordado por primera vez en 2018 al final de una etapa de 65 km que comenzó con los corredores en una parrilla al estilo F1, y donde Nairo Quintana consiguió llevarse una victoria en solitario.

Nairo Quintana (Movistar Team)
Nairo Quintana (Movistar Team)

El día comienza en Muret, justo al sur de Toulouse, en las carreteras en los valles durante más de 100 km hasta Bagnères-de-Luchon, la ciudad de salida de esa corta etapa de 2018.

El primer puerto de entidad es el Col de Peyresourde (13.3 km al 6.9%), donde Tadej Pogacar recuperó parte del terreno que había perdido ante sus rivales de la general en los vientos cruzados el día anterior en la carrera de este año.

Al igual que en esa etapa, que fue ganada por Nans Peters del AG2R La Mondiale, los corredores descenderán rápidamente desde Peyresourde hasta la ciudad junto al lago de Loudenvielle y, no mucho más allá, las rampas de apertura del Col d’Azet.

Aunque es poco más de la mitad de la longitud del Peyresourde, el Azet es mucho más empinado, con una pendiente media del 8,3% a medida que se eleva a través de un espeso bosque inicialmente para llegar a pastos más abiertos en la cima, cerca de la pequeña estación de esquí de Val Louron.

Sigue otro descenso rápido y a veces técnico para llegar a Saint-Lary-Soulan, donde los corredores apenas tendrán tiempo de recuperar el aliento antes de volver a escalar, esta vez al Col du Portet.

Col du Portet
Col du Portet

Con una media del 8,7% en 15.4 km, la subida al Portet se divide en dos mitades, ambas casi incesantemente implacables en su dificultad. Esta subida es realmente difícil porque mantener el ritmo es complicado, por lo que es un terreno ideal para escaladores puros como Quintana y Dan Martín.

Etapa 18: Pau › Luz Ardiden (129.7 km)

Tour de Francia 2021 - Etapa 18
Pau › Luz Ardiden (129.7 km)

El día después del final en el duro puerto del Col du Portet, llega el tercer final en alto, la Luz-Ardiden, la cual se sube por primera vez desde 2011, cuando Samuel Sánchez ganó una etapa que es mejor recordada por la valentía de Thomas Voeckler que defendió el maillot amarillo.

Como la etapa hasta Portet, ésta comienza con un largo recorrido por los valles desde el inicio en Pau hasta llegar a Sainte-Marie-de-Campan, al pie del mítico Col du Tourmalet.

Col du Tourmalet
Col du Tourmalet

Con una media del 7,4% en 17 km, podría decirse que, aunque es muy debatido, el lado más fácil del paso favorito del Tour, la pendiente es insignificante durante los primeros kilómetros. Sin embargo, cuando restan 10 km, la subida muestra sus dientes, con pendientes contantes del 8 y el 10%.

El descenso es rápido por una carretera bien asfaltada y, en su mayor parte, ancha que enviará a los ciclistas a toda velocidad por Barèges hasta Luz-Saint-Sauveur en el fondo del valle. Una rampa corta y pronunciada les conducirá al espectacular tramo del Pont Napoleón y, momentos después, al inicio de la última subida.

Un poco como el Tourmalet, el ascenso a Luz-Ardiden comienza relativamente fácil. Sin embargo, después de un par de kilómetros comienza a ascender más abruptamente, particularmente a medida que pasa por el pueblo de postal de Grust, donde comienza un extenso tramo de horquillas.

Luz-Ardiden
Luz-Ardiden

De manera similar al Alpe d’Huez, estos son muy llanos en el vértice de las curvas y las rampas entre ellos son empinadas, lo que puede romper el ritmo de rodadores fuertes como Geraint Thomas y, como resultado, dar a los escaladores puros una ventaja útil.

Emergiendo por encima de la línea de árboles, los enormes bancos entre las curvas crean un escenario natural espectacular, con los fanáticos capaces de ver a distancia considerable en la subida, que culmina junto a la estación de esquí a 1.720 m.

Teniendo en cuenta el cansancio acumulado y la cantidad de subidas en la segunda mitad de esta etapa, las brechas entre los favoritos deberían ser importantes.

Artículo anteriorDonde ver por TV el Tour de Francia 2021
Artículo siguientePrimoz Roglic no teme al Ineos Grenadiers en el Tour de Francia 2021
Soy una colombiana de pura cepa!! Me encanta el ciclismo y soy una rutera de fin de semana. Me encanta el deporte y en mis ratos libres me encanta leer.