Mikel Landa

El ciclista vasco Mikel Landa confirmó al canal de televisión vasco ETB que cumplirá el tiempo restante en su contrato con el equipo Movistar, a pesar del interés de Alexandre Vinokourov por traerlo de regreso a Astaná.

Landa compitió con la escuadra de Vinokourov desde 2014 hasta 2015, pero se fue para Team Sky después de ser forzado a trabajar como segundo líder en Grandes Vuelta detrás de Fabio Aru. Sin embargo, en Team Sky se encontró de nuevo como la misma situación al estar detrás de Geraint Thomas y Chris Froome y se fue después de dos temporadas para Movistar Team.

Esta temporada, Landa compartió una vez más el liderazgo del equipo en una Gran Vuelta, esta vez con Nairo Quintana y Alejandro Valverde, una estrategia que no dio frutos en el Tour de Francia, con Landa, como el mejor ciclista del equipo en el séptimo lugar de la general.

Landa admitió que hubo conversaciones con Astana, pero le dijo a ETB que permanecería con Movistar en 2019 para terminar su contrato.

«Estuve allí dos años, tengo una buena relación con todos y sí, él [Vinokourov] estaba interesado, pero mi futuro es con Movistar. Me siento cómodo y respetaré mi contrato».

Aunque Landa se está recuperando bien de las lesiones de un accidente en la Clásica San Sebastián, donde se fracturó la vértebra L1 y algunas costillas, su participación en el Campeonato Mundial de Ruta de la UCI en Innsbruck a finales de este mes todavía está en duda.

«Estoy bien, casi recuperado. Todavía tengo un poco de incomodidad, pero estoy entrenando casi con normalidad», dijo Landa, y agregó que las carreras de los mundiales «son complicadas».

«No quiero descartarlo porque quiero estar allí, pero es una carrera muy larga y difícil y ahora mi condición no es la misma que hace un mes».