Un ataque contundente de Thibaut Pinot (Groupama-FDJ) en Lagos de Covadonga le otorgó al francés una magnífica victoria individual en la escalada que se considera el Alpe d’Huez español.

Históricamente, Covadonga ha visto triunfar a algunos de los mejores escaladores en las montañas asturianas, y para muchos aficionados, Pinot, que ya es un ganador en Alpe d’Huez en Francia, es la última incorporación a esa lista.

Elogiado por Simon Yates (Mitchelton-Scott) por el poder y el momento de su ataque, Pinot cruzó la línea de meta con una ventaja de 28 segundos sobre el perseguidor más cercano Miguel Ángel López (Astana) para conseguir de esta forma su primera victoria desde la Vuelta a los Alpes esta primavera.

Más importante aún, la victoria de Pinot es su primera victoria de etapa en la Vuelta a España después de ganar en el Giro de Italia y el Tour de Francia, convirtiéndose en el último ciclista en obtener victorias en las tres Grandes Vueltas.

«Podría aprovechar la forma en que ellos [los contendientes de la general] se marcaron entre sí tan de cerca, y una vez que tuve 15 segundos de ventaja supe que podía hacerlo», dijo Pinot, quien atacó justo antes del sector de La Huesera.

«Fue una victoria reñida, duro de pedalear, pero quería ganar en el Giro, el Tour y la Vuelta, y ahora lo he hecho».

Es una señal de lo importante que fue para Pinot el triunfo en la etapa, que dijo que no lamentaba haber perdido tiempo antes en la Vuelta, en un abanico, porque como él mismo dijo, «si no fuese perdido ese tiempo, podría no haberme dado espacio para atacar hoy».

«Así que no me arrepiento, todo ha funcionado como lo quería hoy, me estoy tomando las cosas con mucha calma».

En un gran día para el ciclismo francés, Julian Alaphilippe (Quick Step Floors) ganó el Tour de Gran Bretaña unas horas antes de que Pinot se abriera camino a la victoria en la niebla en la cima de Covadonga. La gran pregunta es si Pinot, habiendo cosechado una victoria de etapa, ahora irá por la Clasificación General.

El francés, ahora es séptimo en la General, respondió que ahora trataría de hacerlo, pero que no sacrificaría sus posibilidades de conseguir más victorias de etapa para lograrlo.

«Quedan tres finales en alto, así que por supuesto quiero ir por esos», dijo. «Las dos etapas andorranas se ven interesantes. Veamos lo que sucede en la General, el crono podría ser bueno para mí.”

«Pero en cualquier caso, pelearé hasta que llegue a Madrid por la General también. Tercero sería bueno, el quinto sería bueno, cualquier cosa podría pasar».