Alberto Contador (Trek-Segafredo)

El español Alberto Contador (Trek-Segafredo) pudo terminar la tercera etapa del Tour de Francia sin inconvenientes y se mostraba satisfecho con lo hecho hasta ahora.

Contador se ha mantenido muy cauteloso en estos primeros días y se ha visto siempre en la parte delantera del pelotón para evitar caídas e inconvenientes.

En la línea de meta, Alberto Contados daba sus impresiones sobre la etapa: “Estoy bastante contento porque se trata de otra jornada salvada, arropada de manera excelente por mis compañeros. No hubo problemas, ni caídas, ni percances. Mañana será otro día. A ver cómo entramos, pero estoy contento de cómo va este Tour. Los 42 segundos pueden parecer mucho pero con las semanas veremos que no son tan importantes», afirmaba el ciclista español.

La tercera etapa del Tour finalizaba en un puerto de tercera categoría donde era muy importante estar bien colocados para evitar sorpresas. Contador estuvo siempre en los puertos de adelante tratando de vigilar a los favoritos y que no lo tomaran desprevenido. Sobre cómo fueron estos últimos metros, esto dijo:

“La colocación era fundamental, y al principio debí remontar posiciones. Creo que se me dio bien para una ascensión tan explosiva, de gente potente como Sagan. En un momento ha arrancado Richie Porte, pero no tenía mucho aire y he dejado pasar a otros porque se me podía hacer largo la subida. No tenía gas suficiente para atacar y mantenerme hasta meta. He pensado que si ataco igual lo pago», comentó.

Como se esperaba, el final de la etapa sería muy emocionante y así lo pensaba Contador quien lo calificó de una «auténtica locura», el ritmo que tuvo el pelotón en los últimos kilómetros, cuando todos los equipos querían situar a sus líderes en la parte final de la etapa.

«He tenido que remontar un poco porque en nada de tiempo perdías 20 o 30 posiciones. Pero rápidamente he llegado a la cabeza porque ha sido un final explosivo», indicó.