Eusebio Unzue - Team Movistar

Durante tres de los últimos cuatro años, el director del Team Movistar, Eusebio Unzue, ha supervisado el asalto de Nairo Quintana al podio del Tour de Francia, aunque en cada una de ellas ha visto a Chris Froome (Team Sky) terminar primero, derrotando a su protegido. ¿Podría este julio conseguir un resultado diferente? Unzué ciertamente está confiado.

En su último enfrentamiento en la Vuelta a España de 2016, Quintana salió vencedor por delante de Froome en el podio final en Madrid. Froome terminó segundo, por tercera vez en su carrera. Aunque es alentador para el ciclista estrella del Movistar, Unzué llama a la cautela sobre la lectura de ese resultado. Esto se debe en parte a que una de las etapas clave del pasado mes de septiembre, en Formigal, en los Pirineos, no tuvo nada que ver con las batallas en las montañas y la contrarreloj.

«Vencer a Froome en una lucha cara a cara es muy difícil para todos», subraya Unzué al portal de noticias Cyclingnews. «Ha sido el nombre más en el Tour en los últimos cinco o seis años. Es verdad que Nairo lo venció en la Vuelta el año pasado. Pero se debió en parte a un día de carreras que en teoría fue una etapa de transición [a Formigal] Pero que terminó siendo mucho más decisiva. Nairo consiguió en una rotura que trabajó bien ese día y donde había intereses diferentes en juego. Gracias a ella, la Vuelta pudo ser ganada.”

«También es cierto que abrimos algunas brechas de tiempo importantes con Froome en Lagos de Covadonga durante la Vuelta. Pero en general Froome se defendió muy bien».

¿Cuáles son las maneras de vencer al británico? Según Unzué, un factor poderoso en favor de Movistar es la madures.

“Lógicamente, a los 27 años, Nairo continúa mejorando, y a los 32 años, Froome se centrará en mantener su ya excelente nivel de rendimiento. Espero que con el tiempo, nos acerquemos a cerrar la brecha con Froome, o tal vez incluso a superarlo», subraya Unzué. «Froome tiene un equipo impresionantemente fuerte, sabe lo que es llegar a ganar el Tour, no una, sino tres, y va a ser muy complicado vencerlo. Pero su tiempo llegará a su fin en algún momento y eso es por lo que estamos luchando. Estamos trabajando en eso.”

El Tour de este año ofrece una ruta muy diferente al habitual menú de julio y que podría, según Unzué, por lo menos mantener la bola de Clasificación General en el aire por más tiempo. «Va a ser un Tour mucho más nervioso, impredecible, en el que más cosas podrían pasar. Es sin duda un camino diferente, aunque al final del día, cuando se trate de los grandes nombres, solo los grandes especialistas en Grandes Vueltas estarán ahí», dice.

«Pero esta ruta es una donde va a ser muy difícil predecir los resultados. En un Tour normal, hay dos o tres días realmente clave, y cinco o seis más donde cualquier cosa podría suceder. Y para Nairo, también, está claro que los 35 kilómetros de tiempo de prueba en el Tour este año le convienen mejor que los 70 kilómetros contra reloj en el Giro de Italia”.

El propio Quintana, dice Unzué, está en buenas condiciones. «Sólo esperamos que se haya recuperado bien del Giro de Italia y la impresión que tenemos es que lo ha hecho», dice. «Es un gran especialista en Grandes Vueltas, un ciclista que las gana, de vez en cuando y que rara vez está fuera del podio final. Ha subido a nueve, ha ganado dos, ha subido al podio cuatro veces, ha liderado otro cuando se ha estrellado.”

«Obviamente, tener un equipo fuerte es siempre un factor clave para ganar un Tour, también, aunque no siempre es necesario tener uno, como pudimos ver en el Giro de Italia». En el Giro, el ganador Tom Dumoulin tenía compañeros de equipo que no lo acompaño en las montaña de la semana final.

En cuanto al compañero de Quintana, Alejandro Valverde, Unzué se quita de encima la idea de que la superlativa primera mitad de la temporada le quitara su estado de gregario de lujo para Quintana en el Tour.

«Lo único que le pido a Alejandro es que mantenga el nivel que siempre tuvo. ¿Cómo podría pedirle que hiciera más? Será el mejor gregario de Nairo» Unzué dice. Valverde tendrá el liderazgo en la Vuelta a España, que Quintana no disputara.

«Sin embargo, como solemos decir aquí en España, el hombre propone y Dios dispone», advierte Unzué.