Tom Dumoulin - Nairo Quintana - Vincenzo Nibali

Tom Dumoulin (Team Sunweb) se mostraba molesto por la actitud de Nairo Quintana y Vincenzo Nibali en los últimos kilómetros de la etapa.

Este malestar se hacía evidente en plena disputa de la jornada de parte de Ton Dumoulin, quien con movimientos en su cabeza desaprobaba el comportamiento de sus rivales.

Pero este malestar no acabo ahí! Luego de haber terminado la etapa, un periodista le preguntaba sobre cómo había trascurrido la etapa en las dolomitas:

“El balance es muy positivo. Me encontraba muy bien, con las mismas buenas sensaciones que he notado a lo largo de toda la carrera. No cedí nada de tiempo con respecto a Nairo Quintana y Vincenzo Nibali, pero sí un poco con aspirantes como Pinot o Zakarin.”

El periodista le preguntaba sobre que paso e esos últimos kilómetros donde se notaba un bajo ritmo de carrera de Tom Dumoulin, Nairo Quintana y Vincenzo Nibali al quedar prácticamente parados:

“Mis dos adversarios más directos se centraron únicamente en vigilar mi rueda. Me pareció una táctica muy extraña. Creo que incluso han puesto en peligro sus puestos en el podio. Me gustaría verles perder el cajón de Milán por su manera de correr. Considero a Pinot un muy buen contrarrelojista, así que pienso que supondrá una amenaza seria para ambos. Ojalá Pinot pueda terminar en el podio.”

El ciclista holandés no se guardaba nada, seguía hablando de lo extraño para el que es la forma en que transcurrieron estos últimos kilómetros:

“En la parte final de Pontives íbamos todos juntos y cualquiera entendía que ya no podrían sacarme diferencias. Yo dispongo de una renta mayor con el resto de los rivales, por eso no comprendo que dejaran que otros hombres candidatos les metieran tiempo. Para mí no es un problema: cuento con una ventaja mayor para perder con ellos y tengo una crono en Milán en el horizonte.”

Tom Dumoulin también hablaba sobre lo que espera para estos últimos días en los Dolomitas:

“Quizá más ataques de los que he recibido hasta la fecha. De hecho, de no ser por mi percance camino de Bormio no sé si hubiera cedido tiempo. Tenía las piernas para seguir la rueda de los mejores y lo demostré en la ascensión y la bajada de Umbrailpass. Así que quiero conquistar el Giro para que me recuerden como el tipo que batió a Nairo y Nibali en la edición número 100, no como el que se paró en medio de la carretera para responder a la llamada de la naturaleza.”