Alexandar Richardson (Alpecin-Fenix)
Alexandar Richardson (Alpecin-Fenix)

Alexandar Richardson (Alpecin-Fenix) fue expulsado del Tour de Turquía después de incumplir las nuevas regulaciones de la UCI.

Unas horas después de que Gijs Leemreize (Jumbo-Visma) se convirtiera en el primer corredor en ser descalificado bajo las nuevas regulaciones de la UCI en la Flecha Brabanzona, Alexandar Richardson (Alpecin-Fenix) también fue expulsado en el Tour de Turquía.

En video quedo registrado el momento cuando el ciclista británico apoyaba los antebrazos en el manillar, que, junto con la posición aerodinámica de super-tuck, está prohibida desde principios de abril.

El incidente ocurrió antes que el de Leemreize pero, mientras que el holandés fue retirado de la Flecha Brabanzona a mitad de carrera, Richardson fue descalificado después de terminar junto al pelotón en la etapa 4 del Tour de Turquía.

Su nombre apareció en los resultados oficiales publicados por la UCI y los organizadores de la carrera después de la etapa. Sin embargo, más tarde ese día, volvió a aparecer en la lista como ‘DSQ’.

El corredor de 30 años fue visto con los antebrazos en las barras y, en un aparente intento de eludir las reglas, con los meñiques extendidos para tocar las palancas de freno.

La nueva regla de la UCI establece: “Está prohibido usar los antebrazos como punto de apoyo en el manillar”.

Antes de los cambios en las reglas, el órgano rector también proporcionó guías visuales sobre lo que estaba y no estaba permitido. La posición adoptada por Richardson, con las manos dobladas para hacer contacto con las palancas, está ilustrada con dos imágenes como prohibida.

Las nuevas reglas resultaron polémicas al principio, con numerosos ciclistas argumentando que los riesgos de seguridad de estas posiciones aerodinámicas eran insignificantes. Sin embargo, fueron aprobados por unanimidad por las partes interesadas, incluida la asociación de ciclistas CPA, y los representantes de los ciclistas, Matteo Trentin y Philippe Gilbert, se quejaron de que los ciclistas no aprovecharon la oportunidad para expresar sus preocupaciones antes y durante la creación de las nuevas reglas.

Con las expulsiones de Richardson y Leemreize, el pelotón profesional generalmente se ha adaptado a las nuevas reglas sobre posiciones. Sin embargo, las nuevas regulaciones sobre la basura, introducidas al mismo tiempo, han resultado más problemáticas.

La UCI ha tenido que reducir sus sanciones por arrojar botellas a los fanáticos en la carretera y tirar basura accidentalmente tras la polémica descalificación de Michael Schär del Tour de Flandes y la de Kyle Murphy del GP Indurain.