Chris Froome (Israel Start-Up Nation)
Chris Froome (Israel Start-Up Nation)

Chris Froome insiste en que todavía puede volver a su mejor nivel, a pesar de recibir lo que describió como una “patada” en la reciente Volta a Catalunya.

La carrera española de una semana fue la segunda de la temporada de Froome después del Tour de los Emiratos Árabes Unidos en febrero, que a su vez se produjo después de un invierno de rehabilitación de los problemas que persistieron después de su accidente en 2019 que amenazó su carrera.

Froome insistió antes de la carrera en que no tenía grandes expectativas en Catalunya, y terminó la semana en el puesto 81, su mejor resultado fue un puesto 51 en la etapa 3, donde terminó a 5:43 detrás del ganador de la etapa Adam Yates.

“Desde el exterior, puedo imaginar que la gente me está descartando, pero está bien. Sé de dónde vengo”, dijo Froome en su último video de YouTube.

“Tuve que aprender a caminar de nuevo y solo necesito mantener eso en perspectiva: cuán lejos he llegado desde el año pasado”.

Froome, quien se fracturó el fémur derecho en un accidente en junio de 2019, esta muy emocionado ya que sus piernas están respondiendo mucho mejor y puede mantener el equilibrio con ellas.

Chris Froome (Israel Start-Up Nation)
Chris Froome (Israel Start-Up Nation)

Las mejores sensaciones de Froome en Catalunya llegaron en la contrarreloj de la etapa 2, donde terminó en el lugar 90, notando un aumento en su frecuencia cardíaca.

Froome pasó a trabajar para su compañero de equipo en el Israel Start-Up Nation, Michael Woods, que terminó undécimo en la general, y Daryl Impey, que fue segundo en el sprint de la etapa 6.

El perfil montañoso de la carrera se sumó a una concentración en altitud que Froome espera que le permita dar el siguiente paso en su regreso a la competitividad.

“Fue una gran manera de darle intensidad a las piernas. Puedes entrenar todo lo que quieras, pero estar en un pelotón, correr a toda velocidad todos los días, no hay sustituto para eso. Fue genial hacer ese trabajo en las piernas, y definitivamente siento que aún queda mucho trabajo por hacer”, dijo Froome.

“Con la derecha y la izquierda, finalmente estoy empezando a tener potencia ahora, lo cual es fantástico. Tengo que esforzarme mucho ahora, bajar de peso y seguir construyendo esa intensidad. Eso lleva meses en conseguir, así que estoy en ese proceso”.

“Año tras año, es la misma batalla intentar volver a la condición física de la carrera nuevamente. Obviamente, esta vez vengo de un punto mucho más bajo, pero lo más importante para mí es tener esa simetría con la izquierda y la derecha y es fantástico verlo. Eso está muy lejos de la temporada pasada. Solo tengo que trabajar duro, recuperar la forma física de la carrera y, con suerte, estar de vuelta en el juego”.

Después de la carrera, Froome viajó a Alemania para probar su posición en la bicicleta y buscar problemas de biomecánica. Tenía una nueva plantilla hecha a medida para su zapato izquierdo después de notar un punto de presión que le estaba causando dolor en la planta del pie.

Desde entonces, ha viajado a Tenerife para realizar más entrenamientos en altura y volverá a competir a finales de este mes en el Tour de los Alpes, seguido del Tour de Romandía. El Tour de Francia sigue siendo su principal objetivo de temporada.

“Es difícil ser superado cada vez que trato de estar ahí arriba, pero solo tengo que tener esperanza en el proceso y creer que todo eso me va a poner en la dirección correcta para las grandes carreras más adelante en el año”, concluyó.

Artículo anteriorTour de Flandes 2021 – Equipos Y Ciclistas Inscritos
Artículo siguiente[VIDEO] Descalifican a dos ciclistas en el Tour de Flandes por este penoso incidente
Soy una colombiana de pura cepa!! Me encanta el ciclismo y soy una rutera de fin de semana. Me encanta el deporte y en mis ratos libres me encanta leer.