Rohan Dennis (Ineos Grenadiers)
Rohan Dennis (Ineos Grenadiers)

El equipo británico del Ineos Grenadiers dominó la prueba de contrarreloj individual de la Volta a Catalunya con cuatro ciclistas en el Top 10.

El Ineos Grenadiers tuvo su mejor desempeño colectivo esta temporada en la crucial contrarreloj individual de la Volta a Catalunya de 2021 de este martes, cuando Rohan Dennis se hizo con la victoria de etapa y el equipo británico colocó a tres corredores más entre los diez primeros.

Para Dennis esta es la primera victoria con el Ineos Grenadiers, y el australiano espera que pueda hacer un posible regreso, «si todo va bien», al Tour de Francia este verano.

El director de Ineos, Brett Lancaster, dijo al portal Cyclingnews que era “una prueba para el Tour de Francia”. El equipo británico colocó a tres ciclistas más entre los diez primeros de la etapa, con Richie Porte y Adam Yates sexto y séptimo, ambos a 35 segundos, mientras que Geraint Thomas completó el top 10 a 47 segundos.

En general, Adam Yates y Richie Porte, un ex ganador de la Volta a Catalunya en 2015, están ahora en quinto y sexto lugar respectivamente de la General, a menos de diez segundos del nuevo líder de la carrera João Almeida (Deceuninck-Quick Step), mientras que Thomas ocupa un octavo lugar a 19 segundos.

Aunque Richard Carapaz, en su primera carrera en 2021, terminó a 1:20, Ineos aún tiene tres opciones en la general y se ha establecido como el equipo a batir en la Volta a Catalunya 2021.

“Ha pasado mucho tiempo, hay muchos jóvenes que realmente están empujando los límites y me hacen parecer estúpido a veces”, dijo Dennis. “Es genial estar de vuelta en el escalón más alto. No estoy ganando tanto estos días y cada victoria significa mucho más ahora”.

Dennis dijo que su táctica para el terreno ondulado de la etapa era “salir por la rampa de salida y establecer un buen ritmo en esa subida, sin ir demasiado profundo, lo mismo para esa subida más larga en la primera mitad también”.

“Creo que en un mundo ideal probablemente debería haber ido un poco más lento para retener las cosas para el camino del lago, y en la mitad final, estaba completamente muerto solo esperando que todos los demás estuvieran igual de muerto que yo. Afortunadamente todos los demás también estaban muertos”.

“Llegué a meta un poco más rápido que los demás. La carrera se ganó o se perdió más o menos en esa carretera del lago e incluso esa pequeña subida final no hizo mucha diferencia”.

Si bien Dennis dijo que su próxima carrera será el Tour de Romandía y el Critérium du Dauphiné “y con suerte, si todo va bien, estaré en el Tour”, la gerencia del Ineos estaba simplemente encantada con cómo se había desarrollado el día para el australiano y el equipo.

“Ha pasado un tiempo desde que Rohan ganó una contrarreloj, aunque estaba en un nuevo equipo el año pasado, estaba golpeando la puerta, y también tenemos a [Filippo] Ganna”, dijo Brett Lancaster.

“París-Niza, donde Dennis terminó sexto, no le fue tan bien en la contrarreloj, pero le dijimos que se mantuviera y pensamos que este recorrido aquí realmente le vendría bien”.

Lancaster dijo que, dado que tanto el corredor como el director viven relativamente cerca del circuito ondulado de 18,5 kilómetros en Banyoles, en el norte de Cataluña, él y Dennis habían reconocido la contrarreloj de antemano, y que Dennis “la atacó de frente hoy con mucha confianza y en el equipo, lo hemos respaldado al 100 por ciento, y después de una buena temporada el año pasado, con su desempeño en el Giro, estamos construyendo sobre eso. Es súper agradable”.

Durante el resto de la Volta a Catalunya, dijo Lancaster, “Dennis estará en modo trabajo. Tenemos muchos corredores del Tour de Francia aquí y es una prueba para eso”, dijo. “Obviamente, Geraint tuvo un buen viaje, [Adam] Yates tuvo un viaje increíble y Richie es realmente bueno, así que dado lo duro y empinado que es el resto de la carrera, les beneficiará a esos muchachos”.

En cuanto al recorrido, Lancaster apuntó a los Pirineos como etapas clave el miércoles y jueves. Pero advirtió que la etapa 5 con un ascenso a Montserrat era “un circuito pequeño y desagradable”.