Peter Sagan (Bora-Hansgrohe)
Peter Sagan (Bora-Hansgrohe)

Peter Sagan no correrá la Strade Bianche el sábado, y de esta forma retrasa su debut esta temporada hasta la Tirreno-Adriático la próxima semana.

El ex tres veces campeón del mundo, su hermano Juraj y su compañero de equipo en Bora-Hansgrohe, Erik Baška dieron positivo por COVID-19 a principios de febrero durante un campo de entrenamiento organizado de forma privada en Gran Canaria.

Estaban obligados a permanecer en cuarentena durante diez días según las regulaciones españolas, y los corredores solo podían hacer algunos trabajos básicos mientras estaban obligados a permanecer confinados.

Sagan se quedó en Gran Canaria para reiniciar su entrenamiento, pero él y Bora-Hansgrohe se dieron cuenta de que no tenía sentido comenzar su temporada en los caminos destapados y las empinadas subidas de la Strade Bianche.

“Peter está en camino a la recuperación. No participará en la Strade Bianche, con su inicio de temporada previsto para Tirreno-Adriático, mientras su recuperación siga en marcha durante los próximos días”, dijo el equipo Bora-Hansgrohe al portal de noticias Cyclingnews.

Con este cambio en la alineación, ahora se espera que Emanuel Buchmann lidere al Bora-Hansgrohe en la Strade Bianche.

Después de que se cancelara la Vuelta a San Juan, Sagan había planeado originalmente hacer su debut de temporada en el fin de semana inaugural de clásicas en Bélgica, pero el COVID-19 interrumpió significativamente sus planes.

Después de recuperarse del COVID-19, Sagan optó por quedarse en Gran Canaria para continuar entrenando en clima cálido e intentar compensar. Se quedará allí hasta el jueves antes de regresar a casa en Mónaco y luego ir a la Toscana para el inicio de la Tirreno-Adriático el próximo miércoles.

Según el protocolo médico UCI COVID-19, Sagan y sus compañeros de equipo se someterán a una serie de controles detallados para confirmar que están en condiciones de entrenar y competir. Estos incluyen análisis de sangre y resonancias magnéticas del corazón, una radiografía de los pulmones y una prueba de espirometría pulmonar.

Se espera que Sagan, de 31 años, corra Milán-San Remo después de Tirreno-Adriático y luego se dirija al norte de Europa para un calendario completo de Clásicas de primavera.

Sagan se perdió las Clásicas de adoquines reprogramados el otoño pasado, prefiriendo combinar el Tour de Francia con un debut en el Giro de Italia que había sido planeado mucho antes de que la pandemia de coronavirus cambiara el calendario.

Este año podría montar tanto en el Giro de Italia como en el Tour de Francia en una temporada 2021 ajetreada que también incluye los Juegos Olímpicos y los Campeonatos del Mundo. Sin embargo, ha insistido en que sus planes de carrera más allá de las Clásicas aún están por confirmar.

Una posible extensión de contrato en Bora-Hansgrohe o un cambio a un nuevo equipo también deben ultimarse esta temporada.

“Por ahora, tengo un programa hasta los Clásicos. Después de eso, tenemos que ver qué voy a hacer. Tenemos que decidir, porque es un año muy importante con los Juegos Olímpicos y un Campeonato del Mundo [en Flandes] que podría ser bueno”, dijo Sagan en una entrevista durante el campo de entrenamiento de Bora-Hansgrohe en enero.