Wout Van Aert
Wout Van Aert

Wout van Aert terminó lamentándose después que un pinchazo le costara la oportunidad de conseguir su cuarto maillot arcoíris en el Campeonato Mundial de Ciclocross.

Después de correr la primera vuelta juntos, Van Aert comenzó a distanciar a su rival en el segundo paso por la sección de arena, luego extendió su brecha después de que una espectacular caída de Van der Poel en la sección con césped.

Todo parecía ir muy bien para Van Aert, pero un pinchazo le permitió al holandés volver a entrar a la disputa y, tras ser adelantado, el belga nunca pudo alcanzar a Van der Poel.

Mathieu Van der Poel
Mathieu Van der Poel

De esta forma Mathieu Van der Poel consigue su cuarta medalla de oro en los mundiales de Ciclocross y deja a Wout Van Aert con tres preseas doradas.

Te Puede Interesar: Nairo Quintana confirma que quiere estar en dos Grandes Vueltas esta temporada 2021

Al final, el ciclista del Jumbo-Visma terminó en la segunda posición del pódium, mientras que su compatriota Toon Aerts finalizó en la tercera casilla.

Un Wout Van Aert decepcionado se lamente por no renovar su titulo

Wout Van Aert dio declaraciones al finalizar la competencia donde dejo ver la frustración que sentía al momento al no poder conseguir el título:

“Estoy decepcionado de mí mismo porque no he luchado de la manera que normalmente puedo”, dijo Van Aert al portal Sporza.

“En un momento me encontraba en una situación favorable, pero rodar con un pinchazo me hizo perder mucho tiempo… tampoco pinche inmediatamente, sino un pinchazo lento. De todos modos, perdí medio minuto allí. Finalmente, me acerqué a Mathieu, pero luego exploté…”

La situación en la primera parte de la carrera era ideal para Van Aert, pero luego todo cambio: “Estaba en la situación que quería, pero el pinchazo hizo perder mis oportunidades”.

Van Aert dice que no se recuperó mentalmente del pinchazo y que no pudo sostener el esfuerzo necesario después de cambiar de bicicleta para alcanzar a Van der Poel.

“Creo que después de dos vueltas podías ver que estaba genial. El pinchazo me costó, pero todo tiene que ir bien. Solo puedo culparme a mí mismo porque ya no pude recuperarme después del pinchazo. Algo se rompió mentalmente y estoy especialmente decepcionado por eso.”

“Es el campeón merecido», admitió Van Aert. “Él corrió con fuerza en la segunda parte, mientras que yo fue a menos”.