Primoz Roglic (Jumbo-Visma)
Primoz Roglic (Jumbo-Visma)

El esloveno Primoz Roglic (Jumbo-Visma) ha confesado que perder el Tour de Francia en la penúltima etapa fue “brutal y devastadora”.

Primoz Roglic ha hablado extensamente sobre perder el Tour de Francia 2020 ante Tadej Pogacar en la última contrarreloj, describiendo la derrota como “brutal, devastadora”, pero también insistiendo en que se ha librado de la decepción y espera con ansias otra temporada de entrenamiento y preparación para el Tour de Francia.

“La derrota fue brutal, devastadora. Pero más por las personas que me rodean que por mí. Soy alguien a quien le gusta seguir avanzando, no me obsesiono con un resultado”, dijo Roglic al periódico francés L’Equipe mientras estaba en la estación de esquí de Tignes durante las vacaciones a principios de enero.

“Si miro hacia atrás en el Tour, si bien el segundo lugar fue frustrante en ese momento, sigue siendo un gran resultado. Les dije a mis compañeros de equipo que nuestra victoria demostró lo fuertes que éramos como equipo, nuestra fuerza combinada y la forma en que controlamos la carrera. Eso era lo que queríamos hacer antes de la salida y eso es lo que logramos poner en marcha. Por supuesto, no gané, pero a veces ganas, a veces pierdes. Cuando hayas hecho todo lo posible, tienes que aceptarlo”.

🔹 Te Puede Interesar: Tom Dumoulin abandona el ciclismo de forma temporal

El líder del Jumbo-Visma se arrepiente de no haber sacado mas tiempo a Pogacar

“Debería haberme esforzado en ganar unos segundos en varios momentos durante la carrera”, dijo. “Pero nunca hubiera sido suficiente para sacar casi dos minutos a Pogacar. Prefiero recordar que luché cada metro de la carrera”.

En el documental «Code Yellow» producido para la televisión holandesa reveló las emociones internas del Jumbo-Visma durante el Tour de Francia y capturó el asombro del equipo por la actuación de Pogacar en la contrarreloj de La Planche des Belle Filles.

Tom Dumoulin se sorprendió especialmente, al igual que Roglic. “No puedo creerlo. Dos minutos. Esa es una gran diferencia. A 36 kilómetros. Tienen que calcular qué tipo de potencia se necesita para eso. Está pedaleando a un nivel completamente diferente. No puedo entenderlo. Si puedes pedalear tan rápido, puedes ganar todas las etapas con una pierna”, dijo Roglic dijo una hora después de su derrota mientras estaba sentado en un automóvil con el gerente del equipo, Richard Plugge.

Desde entonces, Jumbo-Visma ha dado marcha atrás en sus críticas y Pogacar también ha respondido a estas sospechas. Roglic todavía parece algo sorprendido por la actuación de su compañero esloveno.

“No fue extraño, fue sorprendente”, le dijo a L’Equipe. “Porque nunca había demostrado que fuera posible, hasta el momento en que aplastó la contrarreloj. En ciertas etapas, anteriormente, estaba al límite, a punto de descolgarse. Nadie podía imaginar lo que podría hacer él”.

Primoz Roglic hablo sobre la impresionante imagen del casco amarillo

Roglic también habló de el casco amarillo de la contrarreloj, que parecía tan incómodo, claramente no muy aerodinámico, y una distracción mientras intentaba limitar sus pérdidas ante Pogacar.

Primoz Roglic (Jumbo-Visma)
Primoz Roglic (Jumbo-Visma)

“Hubiera preferido ir con el modelo antiguo, lo dije antes de la carrera, pero me aseguraron que este era más aerodinámico”, explicó.

“Pero solo me costó unos segundos … Si no me hubiera estrellado fuerte en el Dauphiné, si no hubiera estado lesionado antes del Tour, podría haber ganado. ¿Pero qué puedo hacer? No puedo cambiar nada”.

Roglic confirmó que su accidente en el Dauphiné lo dejó con un gran hematoma en la cadera izquierda y el dolor fue tan fuerte que no entrenó en la carretera antes de dirigirse a Niza para la salida del Tour de Francia.

Primoz Roglic (Jumbo-Visma)
Primoz Roglic (Jumbo-Visma)

A pesar de su derrota, Roglic demostró su fuerza y fue elogiado por haber ganado la Lieja-Bastoña-Lieja y especialmente la Vuelta a España, donde luchó con Richard Carapaz y Hugh Carthy.

Después de pasar del salto de esquí al ciclismo profesional cuando ya tenía 20 años, Roglič está dispuesto a no desperdiciar cada año de su carrera profesional y cada oportunidad.

“Ni siquiera se me pasó por la cabeza dejar de correr después del Tour”, dijo.

“Yo amo lo que hago. Tengo 31 años y sé que no durará para siempre. Quiero aprovechar el momento en que estoy en forma, no quiero defraudarme. Cuando terminó el Tour, me dije a mí mismo que había trabajado demasiado, que no podía detenerme allí. Quería más”.

El ciclista esloveno disfruta el proceso de preparación para un objetivo importante como el Tour de Francia en lugar de preocuparse por si alguna vez ganará la carrera más importante del deporte.

“No me agobio con preguntas como esa, si voy a ganar de nuevo o qué”, dijo. “Quiero ser el número uno, pero en verdad, lo que más me gusta es la preparación para todo. ¿Cómo alcanzo mis límites? ¿Cómo presionar a mis compañeros de equipo, a mí personalmente?”

“De hecho, es muy perjudicial tener solo la victoria como objetivo. Si eres segundo, has terminado, ya no encuentras la fuerza para empezar de nuevo. Te impide disfrutar de la preparación. Yo estaré súper feliz si la próxima temporada puedo mejorar en un 0,5 por ciento”.

Primoz Roglic (Jumbo-Visma)
Richard Carapaz (Ineos Grenadiers), Primoz Roglic (Jumbo-Visma) y Hugh Carthy (EF Pro Cycling)

Roglič ha sentado las bases para la nueva temporada con sesiones de esquí de fondo y solo regresó a su casa en Mónaco a mediados de enero para comenzar un entrenamiento más serio.

No pudo asistir al campo de entrenamiento de Jumbo-Visma en España después de entrar en contacto cercano con un caso de COVID-19, pero tiene tiempo para prepararse para 2021 con su debut en carreras planeado para la París-Niza a principios de marzo.

Roglic puede parecer distante y reservado cuando habla, pero admite que es tímido y está aprendiendo a ser más un líder y un jugador de equipo en Jumbo-Visma.

“Eso nunca ha sido fácil para mí”, admitió. “Vengo de un deporte tan individual, donde estás completamente enfocado en ti mismo, donde piensas mucho en el aspecto mental, tus sentimientos, tu técnica. El ciclismo es mucho más colectivo. Tuve que aprender eso de los demás. Todavía estoy tratando de descubrir cómo ser un buen líder y tengo que trabajar en cómo hacer que mis muchachos me rodeen. No es muy natural para mí.”

“Por ejemplo, en los primeros días, en los días libres, los chicos se juntan, salen a tomar un café, charlan y se ríen. Pero preferí estar solo, montar solo. Al principio no me molesté en hablar de ello y los chicos pensaron que no me caían bien, pensaron que me sentía especial, que me concentré en mí mismo”.

Roglič todavía puede parecer esquivo, especialmente con los medios de comunicación, pero gradualmente se está sintiendo más cómodo con su estatus como una de las estrellas del deporte y un verdadero aspirante al Tour de Francia.

“Yo diría que estoy abierto a las críticas”, dijo. “Aprecio que me digan cuando me equivoco, lo tomo como un desafío para ser mejor, para mejorar. Es una forma de aprender”.

Artículo anteriorLa Vuelta a la Comunidad Valenciana 2021 es aplazada por el coronavirus
Artículo siguienteJefe del Deceuninck-Quick Step estalla por una comparación de Evenepoel y Dumoulin
Soy una colombiana de pura cepa!! Me encanta el ciclismo y soy una rutera de fin de semana. Me encanta el deporte y en mis ratos libres me encanta leer.