Arnaud Demare (Groupama-FDJ)
Arnaud Demare (Groupama-FDJ)

Arnaud Démare espera volver al Tour de Francia en 2021 y sosteniendo que es posible que su equipo combine tanto las aspiraciones del sprint y clasificación general.

Groupama-FDJ dejó a Démare fuera de su alineación durante las dos últimas ediciones del Tour de Francia, prefiriendo centrarse en la aspiración de Thibaut Pinot por la Clasificación General. A pesar de perderse el Tour de este año, Démare disfrutó de una excelente temporada en 2020, ganando 14 etapas. Su botín incluyó cuatro victorias de etapa en el Giro de Italia, donde también se adjudicó la clasificación por puntos.

Démare ganó una etapa en cada una de sus dos últimas apariciones en el Tour de Francia en 2017 y 2018, y el corredor de 29 años está ansioso por regresar a la carrera el próximo julio, sobre todo viendo que el recorrido ofrece varias oportunidades a los velocistas.

«Se ha discutido el hecho de que quiero estar allí. Veremos cómo resulta, pero definitivamente me veo en el Tour el año que viene», dijo Démare al portal Cyclismactu.

Démare citó los ejemplos del UAE Team Emirates y Jumbo-Visma como prueba de que es posible que un equipo alinee a un velocista mientras se enfoca en la clasificación general en el Tour.

«Si nos fijamos en Alexander Kristoff y Tadej Pogacar este año, se ha hecho. Es lo mismo para Wout van Aert y Primož Roglic en Jumbo-Visma, incluso si necesito más gente a mi alrededor que Van Aert», dijo Démare.

«Creo que es factible. Necesitas las circunstancias de carrera adecuadas y el éxito de ambos lados, pero no es impensable en cualquier caso».

La pandemia de coronavirus interrumpió la temporada 2020 durante cuatro meses y Démare es consciente de las dificultades inherentes a la elaboración de un programa de carreras para la nueva campaña.

«Con todas las carreras que se están cancelando, es complicado en este momento comenzar un programa», dijo. «En lugar de estar muy concentrado como en 2020, podría haber algunos períodos de dos o tres semanas sin correr».

Démare se puso rápidamente al día cuando la temporada 2020 se reanudó en agosto. Solo en ese mes, ganó la Milano-Torino y el Campeonato de Francia, y dominó tanto el Tour de Wallonnie como el Tour Poitou-Charentes, marcando la pauta para lo que seguiría en el Giro de Italia. Insistió en que su éxito también se debió a la fuerza de su tren de lanzamiento, que según él era el más fuerte del mundo.

«Está claro que lo es. Los demás lo saben y nos están mirando», dijo Démare. «Lo vimos en Milano-Torino, el Giro de Italia y todas las demás carreras. Siempre estábamos presentes en la parte delantera y sabíamos cómo adaptarnos cuando lo necesitábamos, según el recorrido».