Primoz Roglic (Jumbo-Visma)
Primoz Roglic (Jumbo-Visma)

El esloveno Primoz Roglic (Jumbo-Visma) no conto con la mejor de sus actuaciones y cedió el liderato de La Vuelta en el Alto de l’Angliru.

Roglic luchó en los kilómetros finales del Alto de l’Angliru en la etapa 12 del domingo de la Vuelta a España y perdió el liderato en la general de la carrera por 10 segundos ante su el ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos Grenadiers), pero dada la estrechez de la derrota, el esloveno se está aún en la pelea.

Después de que tanto Movistar como Ineos Grenadiers, en la forma de un Chris Froome en rápida mejora, endureciera en los ascensos anteriores, Jumbo-Visma tomó la punta del grupo para controlar el ritmo en el ascenso final del día, con Robert Gesink y Jonas Vingegaard haciendo un excelente trabajo.

Pero tan pronto como Enric Mas (Movistar Team) y Hugh Carthy (EF Pro Cycling) realizaron sus primeros ataques a tres kilómetros para el final, Roglic parecía estar sufriendo. Y cuando Carapaz aceleró un kilómetro más adelante, a pesar de todos los esfuerzos de Sepp Kuss por llevar a Roglic lo más rápido posible a rueda.

Quinto en la cima, a 10 segundos de Carapaz, Roglic admitió que no había tenido un buen día para él, pero agregó, «No he tenido mi mejor día. Pese a ello estoy contento con el resultado».

Como también se apresuró a señalar, «Veremos lo que sucede en la contrarreloj del martes. Va a ser dura, pero daré mi 100% y veremos cómo se queda la general».

«No pude ganarlo, seguro que no tuve el mejor día, pero como dije al final, perdí un par de segundos y ya veremos el martes».

Roglic dijo anteriormente que nunca había abordado un ascenso tan duro como el del domingo y luego reflexionó: «Fue un ascenso difícil, si tienes buenas piernas vas más rápido, pero si no, no es tan bueno. Pero, de cualquier manera, cuando llegas a la cima, estás feliz.»

«Creo que Sepp podría ir por la victoria, pero tenía que quedarse y apoyarme. Los muchachos estuvieron en un día de gran nivel. Con suerte, todavía tendrá algunas oportunidades en los próximos días, aunque la general es el gran objetivo».

«Creo que demostramos que tenemos un equipo muy fuerte, el mejor en la carrera», agregó el director deportivo Grischa Niermann. «Y finalmente, en los últimos kilómetros, Primoz perdió la camiseta, pero tenemos que evaluar las cosas el martes.»

«Esta fue la mayor oportunidad para los otros muchachos de atacar a Primoz y perdió 26 segundos ante Carthy. Pudo mantener la distancia».