Vuelta a España 2020
Vuelta a España 2020

La Vuelta a España no escalará el poderoso Col du Tourmalet y el Col d’Aubisque en la etapa 6 del domingo por las restricciones de las autoridades sanitarias francesas.

En circunstancias similares al Giro de Italia, los organizadores de la Vuelta han tenido que rediseñar totalmente la que se había considerado la etapa reina de la edición 2020.

«Lamentablemente, la etapa que teníamos prevista para el 25 de octubre, con la llegada a la cumbre en el Tourmalet, al final no podrá pasar», dijo el director de carrera Javier Guillén después de la etapa 3 el jueves.

«La razón es que, dado el estado de emergencia declarado en Francia y las restricciones impuestas, no podemos, como carrera, pasar a territorio francés».

La etapa 6 se había configurado originalmente incluir tres grandes subidas en una ruta de 136 km que entraba en territorio francés en la cima del Col du Portalet. Luego pasó al Col d’Aubisque y, finalmente, al Col du Tourmalet a 2100 metros de altura, una de las escaladas icónicas del Tour de Francia.

La etapa aún comenzará en Biescas, cerca de la frontera, pero se quedará cerca y terminará en lo alto de Aramón Formigal, escenario de una de los grandes ataques de la Vuelta cuando Nairo Quintana y Alberto Contador se combinaron para poner a Chris Froome en problemas en 2016. De hecho, el nuevo recorrido es una réplica casi exacta de ese famoso día.

La nueva etapa de 146,4 km todavía presenta tres subidas, pero palidece en comparación con el menú Portalet-Aubisque-Tourmalet.

La primera subida es el Alto de Petralba de Tercera categoría, seguido del Alto de Cotefablo de segunda categoría, y volverán a entrar en Biescas antes de emprender la subida a Formigal, que en sí no es tan difícil.

«Tenemos que estar agradecidos por la colaboración que hemos tenido con las autoridades y localidades francesas, y esperamos que cuando las cosas vuelvan a la normalidad podamos repetir una etapa que creo que es una de las mejores que pudimos presentar en la ruta de la Vuelta», dijo Guillén.

«Dicho esto, todavía tendremos una gran etapa el día 25. La Vuelta no se detendrá. Tendremos 146km, comenzando en Biescas y terminando en Aramon Formigal, con tres subidas y un final en alto de primera categoría.»

«Es una etapa que encaja a la perfección, porque una etapa de montaña se sustituye por una etapa de montaña. Sabemos que vamos a mantener el espectáculo que los corredores nos han dado tan brillantemente hasta ahora».