EF Pro Cycling
EF Pro Cycling

El equipo EF Pro Cycling ha pedido que el Giro de Italia 2020 se detenga en el segundo día de descanso debido a los casos positivos de Covid-19.

Según Eurosport, la carta fue enviada al organizador de la carrera del Giro de Italia, RCS Sport, la UCI y otros equipos y partes interesadas.

La UCI rechazó la solicitud de EF Pro Cycling y, según los informes, el presidente de la UCI, David Lappartient, escribió: «Ahora nos enfrentamos al desafío de terminar la temporada y esto se puede lograr continuando este espíritu de colaboración y unidad en el ciclismo profesional.»

«Con estas medidas, confiamos en la cooperación de todos en el objetivo común de continuar con nuestro deporte en las condiciones más seguras posibles. El resultado de estas medidas será monitoreado de cerca durante la continuación del evento y para cualquier medida adicional».

La UCI dijo más tarde que se llevará a cabo una serie de test a los equipos el jueves y viernes, además de las pruebas previstas para el segundo día de descanso del lunes: «El organizador ha aceptado, a petición nuestra y la de los equipos, reforzar las medidas introduciendo hoy (jueves) pruebas antigénicas en saliva y viernes antes de las próximas pruebas de PCR que se realizarán el segundo día de descanso».

Independientemente de los resultados de las pruebas futuras, EF ha dicho que dejarán el Giro de Italia si tienen una prueba positiva en su equipo.

La noticia de la carta llegó horas después de que se supiera que 17 policías de motocicletas del evento E-Giro, una carrera de bicicletas eléctricas que precede a la llegada del Giro todos los días, dieron positivo por COVID-19. Han sido puestos en cuarentena en Francavilla a Mare en Abruzzo, cerca de donde los ciclistas y el personal pasaban el día de descanso del lunes.

Simon Yates, Steven Kruijswijk y Michael Matthews dieron positivo por COVID-19 junto con cuatro miembros del personal del equipo Mitchelton-Scott y uno de Ineos Grenadiers y AG2R-La Mondiale. Mitchelton-Scott y Jumbo-Visma optaron por abandonar el Giro de Italia este martes, con otros corredores preocupados por su salud si continúan en la Gran vuelta italiana.

RCS Sport ha trabajado duro para establecer un estricto protocolo COVID-19 y ha realizado cientos de test PCR y pruebas rápidas. Se esperan pruebas de seguimiento en los cinco equipos con casos positivos antes del fin de semana, y la UCI dijo que se llevará a cabo una revisión general de los equipos el jueves y viernes, además de las pruebas previstas para el segundo día de descanso del lunes.

«Si bien esperamos permanecer en la carrera hasta un final oficial temprano, si alguien de nuestro equipo da positivo, o si los ciclistas y el personal se sienten incómodos con la situación, abandonaremos la carrera en ese momento», dijo EF en su carta.