Giro de Italia 2020
Giro de Italia 2020

Conoce las cinco etapas claves que seguramente serán determinantes para decidir al ganador del Giro de Italia que se disputa del 3 al 25 de octubre.

La primera presentación del recorrido del Giro de Italia 2020 se realizó en Milán en octubre de 2019. Desde entonces, la pandemia del coronavirus ha causado estragos a nivel mundial y con ellos las principales carreras han sufrido cambios en el recorrido y fechas.

Tradicionalmente el Giro de Italia es la primera Gran Vuelta de la temporada, pero este año se disputa entre el Tour de Francia y la Vuelta a España, y se corre simultáneamente con algunas Clásicas.

El Giro de Italia 2020 también estaba programado originalmente para comenzar en Budapest, pero el director de carrera Mauro Vegni confirmó más tarde que Hungría no albergaría la Grande Partenza de la carrera reprogramada.

Los primeros cuatro días ahora se disputarán en Sicilia, lo que significa que el Giro será una carrera totalmente italiana, con solo una breve visita a Francia durante la etapa 20 para escalar al Col d’Izoard.

El último fin de semana presenta una dura etapa de montaña hasta Sestriere antes de que la carrera concluya el 25 de octubre con una contrarreloj de 16,5 km en Milán.

Hay tres etapas de contrarreloj individuales, incluida una de 15,1 km para comenzar el evento de tres semanas desde la localidad de Monreale.

En total serán 40.000 metros de escalada a lo largo de 50 subidas clasificadas y cinco finales en alto. La fecha de octubre podría conllevar el riesgo de que los pasos de montaña más altos se vean afectados por el clima, pero los colores otoñales serán únicos para la Gran Vuelta italiana.

Etapa 3 (5 de octubre) Enna › Etna (Piano Provenzana) (150 Km)

Giro de Italia 2020 - Etapa 3
Enna › Etna (Piano Provenzana) (150 Km)

Por tercera vez en cuatro años, el Giro escala el Monte Etna en la primera semana, pero el organizador de la carrera RCS Sport al menos ha intentado evitar la molesta sensación de déjà vu llevando la carrera al volcán por otra vertiente.

En 2017, el Giro terminó en Rifugio Sapienza después de subir la carretera expuesta de Nicolosi, mientras que doce meses después, la carrera tendrá un enfoque diferente y más protegido a través de Ragalna.

Un fuerte viento en contra en 2017 hizo que los contendientes de la general se mostraran reacios a atacarse entre sí detrás del ganador de la etapa Jan Polanc, pero en 2018 Simon Yates fue el primero de los contendientes en atacar y llegar junto a su compañero de equipo Esteban Chaves a la línea de meta.

Etna - Perfil
Perfil del Monte Etna

Esta vez, el Giro escalará el monte Etna desde Linguaglossa, subiendo hasta Piano Provenzana, a 1.775 m sobre el nivel del mar. La subida final es de 18,2 km de longitud y, aunque la pendiente media es del 6,8% no es lo más difícil, los 3 km finales tendrán un gran impacto. El gradiente rara vez cae por debajo del 9 por ciento, y las rampas del 11% con un kilómetro más o menos para el final.

Etna se vislumbra en el horizonte desde el momento en que la carrera deja el inicio en Enna, y mientras que la subida final es el único paso de montaña de la etapa, la carretera sube y baja durante todo el día mientras el grupo bordea la base del volcán y a través lugares como Nicolosi y Zafferana Etnea.

Por lo general, un final en alto tan temprano en una Gran Vuelta no provoca grandes diferencias debido a la relativa frescura del pelotón, pero este capítulo siciliano es sutilmente diferente a los recientemente vistos en el Giro.

Etapa 14 (17 de octubre) Conegliano › Valdobbiadene (34,1 Km) (ITT)

Giro de Italia 2020 - Etapa 14
Conegliano › Valdobbiadene (34,1 Km) (ITT)

¡Esta prueba de 33,7 km es ideal para ciclistas especialistas! Dumoulin marcó la pauta para su victoria en el Giro de Italia 2017 al dominar la contrarreloj de Montefalco, mientras que Roglic realizó algo similar en Pau en la reciente Vuelta a España.

Primoz Roglic (Jumbo-Visma)
Primoz Roglic (Jumbo-Visma)

También vale la pena señalar que, a pesar de sus posteriores tribulaciones en Finestre, Alberto Contador ganó efectivamente el Giro de 2015 gracias a los avances que logró con Fabio Aru en una contrarreloj de Valdobbiadene similar, que también tuvo lugar en el tercer fin de semana de la carrera.

En esa ocasión la etapa fue casi el doble. De hecho, a una distancia de 59,4 km, fue la contrarreloj más larga de cualquier Gran Vuelta en la última década.

Desde entonces, la disciplina ha tenido bastante menos espacio en carreras de tres semanas, aunque esta prueba ondulada a Valdobbiadene, junto con la corta apertura en Sicilia, les da a los rouleurs la oportunidad de conseguir tiempo sobre los escaladores puros antes de una ardua última semana en alta altitud. Sin embargo, queda por ver cuánto tiempo pueden ganar los contrarrelojistas en el tramo final de 16,5 km hasta Milán.

La contrarreloj de Valdobbiadene exige varios cambios de ritmo, comenzando por la escalada temprana del Muro di Ca del Poggio, pieza central del Campeonato de Italia de 2010, que está clasificado como escalada de cuarta categoría.

Muro di Ca del Poggio
Muro di Ca del Poggio

Como en 2015, la final lleva a los ciclistas a lo largo de las colinas a través de Guia y San Pietro di Barbozza, antes de un final en Valdobbiadene.

Etapa 15 (18 de octubre) Base Area Rivolto › Piancavallo (185 km)

Giro de Italia 2020 - Etapa 15
Base Area Rivolto › Piancavallo (185 km)

La etapa 17 hasta Madonna di Campiglio es innegablemente la jornada más exigente sobre el papel, con unos 5100 m de escalada total, incluido el Monte Bondone, pero esta etapa a través de los Alpes Carnic podría resultar de mayor importancia estratégica.

En una etapa intermedia entre la contrarreloj de Valdobbiadene y el segundo día de descanso, los hombres aspirantes a la victoria general deben hacer la transición abrupta de empujar grandes relaciones a escalar, y será una sorpresa si algunos de los favoritos no pierdan tiempo.

A primera vista, el perfil de la etapa no es especialmente abrumador. Solo dos de las cuatro subidas clasificadas del día superan los 1.000 metros de altitud, pero en este rincón de Italia, las pendientes irregulares y las carreteras sinuosas pueden provocar carreras sin aliento.

En 2018, Simon Yates consiguió su hat-trick de victorias de etapa en el Giro de Italia al final de una emocionante etapa en Sappada.

Simon Yates (Mitchelton-Scott)
Simon Yates (Mitchelton-Scott)

El primer ascenso del día es el Sella Chianzutan de 955 metros de altura, al que sigue el Forcella di Monte Rest, escenario del ataque de Roche a Visentini hace muchos años.

Esta vez, el Giro aborda el paso desde el lado opuesto, subiendo la sinuosa carretera de Ponte sul Tagliamento y bajando a Tramonti di Sotto. La Forcella di Pala Barzana es la siguiente en la agenda antes del recorrido final a Piancavallo, que se incluye en la ruta del Giro por tercera vez.

Piancavallo
Perfil del Piancavallo

El ascenso ha sido designado como ‘Cima Pantani’ de la carrera, ya que RCS Sport continúa con su política de celebrar el mito del escalador.

La carretera de Aviano a la cumbre del Piancavallo, a 1.290 metros de altura, tiene una longitud de 14,5 km y una pendiente media del 7,8%. Si bien hay subidas más difíciles en la última semana, este ascenso fue lo suficientemente exigente como para ver a Dumoulin cediera temporalmente el maillot rosa a Nairo Quintana en 2017.

El tramo más empinado llega después de los 4 kilómetros, cuando la pendiente alcanza el 14% y se mantiene en dos dígitos durante más de 2.000 metros.

Etapa 18 (22 de octubre) Pinzolo › Laghi di Cancano (207 km)

Giro de Italia 2020 - Etapa 18
Pinzolo › Laghi di Cancano (207 km)

Al igual que en 2019, el Giro tiene la mayor parte de sus etapas montañosas en la tercera semana de carrera, aunque en mayo del año pasado la final de la carrera probablemente resultó menos ardua en la práctica de lo que parecía inicialmente en el papel, y no solo porque el Gavia fue eliminado de la ruta.

Después del final en alto del día anterior en Madonna di Campiglio, el Giro se dirige a su punto más alto en la etapa 18, con el Passo dello Stelvio, con sus 2.758 m, sirviendo como Cima Coppi por décima vez.

Passo dello Stelvio
Passo dello Stelvio

Sin embargo, cabe señalar que el Stelvio también debía ser el Cima Coppi en 1988 y 2013, pero tuvieron que ser retirada de la ruta debido a las fuertes nevadas, un peligro constante en mayo y principios de junio a esa altitud.

Suponiendo que siga adelante según lo planeado, la etapa parece estar lista para ser brutal. La escalada comienza desde el momento en que baja la bandera en Pinzolo, ya que la carrera se enfrenta inmediatamente al Campo Carlo Magno (14,3 km al 6%), seguido poco después por el largo Passo Castrin.

El recorrido de 23,7 km desde Rumo tiene una pendiente media de solo 4,7%, aunque esas cifras enmascaran su verdadera dificultad, ya que las pendientes suben hacia el 10% en los últimos 8 km y apenas bajan cerca de la cima.

La pieza central, por supuesto, es el poderoso Stelvio, que se aborda desde su lado más célebre. Este es un ascenso aparentemente interminable de 24,7 km con una pendiente media del 7,5%, y se vuelve más difícil a medida que avanza, con tramos largos de más del 9% más cerca de la cima.

Sigue un descenso de 20 km antes del ascenso final a Laghi di Cancano, que se presenta en el Giro por primera vez después de haber sido el lugar de llegada de una etapa en el Giro Rosa el verano pasado.

Laghi di Cancano
Perfil del Laghi di Cancano

El recorrido de 10 km hasta el final se realiza en una carretera estrecha y sinuosa que atraviesa las rocas a través de una serie de túneles y se convierte en grava en los últimos kilómetros, lo que lo convierte en mucho más que un mero epílogo del Stelvio.

En total, el día presenta 5.400 m de desnivel.

Etapa 20 (24 de octubre) Alba › Sestriere (198 km)

Giro de Italia 2020 - Etapa 20
Alba › Sestriere (198 km)

La andanza alpina del Giro se rompe con una etapa plana y larga hasta Asti antes de que el grupo entre en la refriega por última vez con una gran etapa que se abre camino a través de la frontera franco-italiana.

El comienzo es en Alba, en medio de las suaves colinas de las Langhe, pero la carretera asciende desde el principio y el terreno se vuelve cada vez más accidentado en la aproximación a la primera subida clasificada del día, el altísimo Colle dell’Agnello, cuya cumbre a 2.744 m marca la frontera francesa.

Colle dell'Agnello
Colle dell’Agnello

El Agnello tiene 21,3 km de largo a una media del 6,8%, pero se vuelve más empinado a medida que el aire se vuelve más fino y los ciclistas se enfrentarán a las rampas del 15% en la aproximación final a la cima.

Aunque el Agnello solo hizo su debut en el Giro en 1994 y ha aparecido con moderación en el período intermedio desde entonces, tiene la sensación de un ascenso clásico, sobre todo por el drama que se desarrolló en la última visita de la corsa rosa en 2016 cuando Vincenzo Nibali fue a la ofensiva en la subida, para luego el maglia rosa Steven Kruijswijk terminara estrellándose en el descenso. Nibali consiguió la victoria de etapa en Risoul y selló la victoria general al día siguiente en Sant ’Anna di Vinadio, mientras que Kruijswijk tuvo que conformarse con el cuarto puesto.

El Col d’Izoard sigue inmediatamente después con 14,2 km de longitud y una pendiente media del 7,1%. El pase y el inquietante Casse Desert han aparecido en el Giro en siete ocasiones anteriores, sobre todo en 1949, cuando Fausto Coppi fue el primero en llegar a la cima durante su famosa incursión en solitario entre Cuneo y Pinerolo.

Col d'Izoard
Col d’Izoard

El puerto vuelve después de una ausencia de 13 años de la corsa rosa, Danilo Di Luca lideró en la cima en 2007, aunque más recientemente, fue un final de etapa en el Tour de Francia 2017.

En las tres últimas visitas del Giro al Izoard, en 1996, 2000 y 2007, la etapa ha terminado al otro lado de Briançon. En esta ocasión, aún faltan 32 kilómetros y dos puertos de montaña más para el pelotón. El último tramo de la etapa sigue exactamente el mismo recorrido que la contrarreloj Briançon-Sestriere que decidió el Giro 2000 a favor de Stefano Garzelli.

Sestriere
Sestriere

El Col de Montgenèvre (8,4 km al 6%) devuelve la carrera a Italia, antes de que un descenso corto y rápido lleve a la base del recorrido final hacia Sestriere.

Col de Montgenèvre
Col de Montgenèvre

La subida final no es la más empinada, pero sus exigencias (11,4 km al 5,9 por ciento) se acentuarán inevitablemente al final de una etapa, y un Giro, como este.