Nairo Quintana (Arkea-Samsic)
Nairo Quintana (Arkea-Samsic)

El colombiano Nairo Quintana (Arkea-Samsic) se pronunciado respecto a las sospechas que hay sobre el de dopaje tras las investigaciones de la fiscalía francesa.

Nairo Quintana ha emitido un comunicado en el que aborda la investigación policial francesa sobre él y su equipo, Arkéa-Samsic, afirmando que no tiene nada que ocultar y señalando que no se encontraron sustancias dopantes en las redadas realizadas en el hotel del equipo durante el Tour de Francia.

El lunes, al día siguiente de haber finalizado el Tour, se anunció que la Oficina Central de Lucha contra los Daños Ambientales y de Salud Pública (OCLAESP) allanó los cuartos de hotel de la escuadra luego de la etapa 17 en el Col de la Loze, encontrando «100ml de solución salina e inyectable». Más tarde ese mismo día, surgió la noticia de que dos miembros del personal del equipo, un masajista y un médico, habían sido puestos bajo custodia preliminar.

Nairo y su hermano Dayer asistieron voluntariamente a entrevistas con la policía cuando la fiscalía de Marsella confirmó la apertura formal de una investigación sobre una «pequeña parte» del equipo.

El fiscal Dominique Laurens se refirió al «descubrimiento de muchos productos sanitarios, incluidos los fármacos (…) y sobre todo un método que podría calificarse de dopaje».

A última hora de la noche del martes, Nairo Quintana emitió un comunicado en las redes sociales dando su versión de la historia. El joven de 30 años, que terminó 17º en París, dijo que la policía había incautado suplementos vitamínicos «perfectamente legales», y agregó que no se encontraron sustancias dopantes durante la redada.

«La gendarmería francesa realizó un operativo en el hotel en el que mi equipo se encontraba hospedado el miércoles 16 de septiembre en Meribel, luego de terminada la etapa del Tour de Francia», dijo Quintana.

«Ese día las autoridades entraron en mi habitación y se incautaron suplementos vitamínicos perfectamente legales, aunque quizás no familiares para las autoridades francesas. Ésta es la principal razón por la que se necesita tiempo para que se aclare bien todo lo sucedido.»

«Para que no haya dudas, quiero confirmar que nunca se encontraron sustancias dopantes».

El fisioterapeuta de Quintana, Mikel Otero, y Fredy Alexander González Torres, un médico supuestamente llamado por el equipo como reemplazo, permanecieron bajo custodia el martes, según el informe de Le Parisien.

En su declaración, Quintana destacó que las autoridades francesas no le habían acusado de nada y señaló que él y su hermano asistieron a la entrevista de forma voluntaria.

«También deseo aclarar un malentendido: durante el reciente Tour o durante cualquier otra carrera previa, jamás he consultado auxiliares o personal extraño al equipo. No tengo y nunca he tenido nada que esconder», escribió Quintana.

«Ayer, por citación de las autoridades francesas, y voluntariamente, comparecí ante la fiscalía y contesté todas y cada una de sus preguntas con claridad y con la conciencia tranquila.»

«En ese sentido, es necesario recalcar que no he sido objeto de alguna acusación por parte de las autoridades. Por mi parte estoy y estaré presto a esclarecer cualquier duda de la fiscalía, tal y como ya hice el lunes y el día de hoy».

Quintana finalizó su declaración afirmando que su pasaporte biológico es «impecable», y agregó que nunca ha consumido sustancias dopantes en ningún nivel de su carrera ciclista. Agregó que seguirá cooperando con la investigación de forma voluntaria.

«Yo, Nairo Quintana, he sido un corredor limpio durante toda mi vida deportiva y tengo un pasaporte biológico impecable. Quiero aclarar a la opinión pública, a mis fanáticos y los seguidores del ciclismo que nuca en toda mi carrera (Junior, Sub 23 y profesional) he utilizado sustancias ilegales que mejoren mi rendimiento deportivo y que traiciones los principios del deporte.»

«Por ahora, se desarrolla una investigación preliminar y yo he contestado a todas las preguntas y dudas y estoy dispuesto a seguir haciéndolo de forma voluntaria hasta aclarar toda esta situación partiendo de la base apuntada: jamás he utilizado sustancias dopantes y no se encontró ninguna sustancia ilegal en la investigación policial.»

«Yo, sin miedo, seguiré siendo fuerte, defenderé la verdad y seguiré mi camino, por mas que la multitud, a ratos, tome otro rumbo».