Fabio Aru (UAE Team Emirates)
Fabio Aru (UAE Team Emirates)

Fabio Aru (UAE Team Emirates) terminó retirándose del Tour de Francia en la novena etapa, y la frustración y las dudas abundan en su cabeza.

En una etapa llena de mucha acción en el noveno día del Tour de Francia, sucedieron muchas cosas, desde los contendientes de la clasificación general batallando en el Col de Marie Blanque y la magnífica escapada en solitario de Marc Hirschi (Team Sunweb) hasta la pérdida del amarillo de Adam Yates (Mitchelton-Scott).

Sin embargo, otros hechos fueron más dolorosos que otros, como sucedió con Fabio Aru durante los primeros kilómetros de la etapa. Mientras ciclista tras ciclista intentaban buscar ser parte de la fuga, el italiano estaba atrás cuando solo habían transcurrido 20 kilómetros de carrera.

Aru siguió valientemente, mostrando su frustración con la moto de televisión mientras era acechado por el Coche Escoba en la parte posterior de la carrera. En la segunda de las cinco subidas categorizadas del día, en el Col de la Hourcère, se retiró de la carrera se forma prematura.

Fabio Aru no puede encontrar respuestas sobre lo que le había sucedido: «Realmente no sé lo que me está pasando. No tengo respuestas, y esto me hace sufrir», dijo tras la etapa.

«Me acerqué a este Tour de Francia de puntillas, y había trabajado bien. No para ir por la general, sino para ayudar a Tadej de la mejor manera posible y tal vez, quién sabe, tener algunas oportunidades si surgiera la oportunidad».

«Hice una serie de actuaciones alentadoras en el período previo a este Tour de Francia, excepto el mal día que tuve en Lombardía».

Aru ha tenido problemas que han mermado su potencial. Sufrió una miserable temporada 2018 antes de ser diagnosticado a principios de 2019 con una constricción de la arteria ilíaca en su pierna izquierda, y luego se sometió a una cirugía.

En su regreso a las carreras termino en el puesto 14 del Tour de Francia del año pasado y Aru se ha visto competitivo desde el reinicio de la temporada, registrando top 10 en la Vuelta a Burgos y Tour de l’Ain, y terminando quinto en el Mont Ventoux Dénivelé Challenge.

De hecho, Aru dijo que sus números de entrenamiento recientes deberían haberlo llevado a alcanzar un nivel más alto de lo que ha logrado en los últimos años.

«Mis datos de entrenamiento también mostraron optimismo al volver a una condición que me permitió desempeñarme bien, sin duda los mejores números de los últimos tres años», dijo el italiano.

«Ayer, hablando con el médico del equipo, le dije que me encontraba mejor y que tenía confianza para el resto de la carrera. Ahora estoy aquí, atrapado en un hoyo, sin entender realmente por qué».

Aru lamentó su último revés, en nombre de él y del equipo, y agregó que sus planes futuros aún están en el aire.

«Siento que no me lo merezco porque siempre he sido un profesional ejemplar y he dado mi máximo compromiso», dijo. «El equipo tampoco se merece esto y sufro mucho al no poder hacer mi aportación como me gustaría. «

«¿Mi futuro? Bueno, no estoy pensando en eso ahora mismo. Todavía estoy procesando la decepción de hoy».