Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step)
Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step)

El francés Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step) dedicó su victoria en la segunda etapa del Tour de Francia a su padre que falleció en el mes de junio.

Alaphilippe rompió en llanto después de cruzar la línea de meta en la ciudad de Niza una vez había conseguido la victoria de etapa. El ciclista francés se sentó junto a las barandas y se le veía bastante conmovido junto a un asistente del Deceuninck-Quick Step.

En declaraciones al finalizar la etapa, Alaphilippe hablo sobre su victoria y lo que esta significaba para el:

“Lo que llevamos de este 2020 no ha sido una buena época para mí, por los problemas generados por la pandemia y por tantas circunstancias que lo rodean. Perdí a mi papá, una de las personas más importantes de mi vida”, dijo Alaphilippe visiblemente emocionado.

El padre de Alaphilippe, Jo, murió en el pasado mes de junio a la edad de 80 años y tras padecer una larga enfermedad. Alaphilippe y su padre eran muy cercanos, muestra de ellos han sido las veces que su padre acompañaba a su hijo en las carreras.

Esta temporada no había sido la mejor del ciclista francés, pero con esta victoria en el Tour de Francia y vestir el amarillo de líder en la general hace que cambien las cosas: “Aún no había ganado en este curso, lo que me producía cierta ansiedad y nervios”, dijo Alaphilippe.

“En el mejor de mis sueños habría firmado que las cosas salieron como planeamos: control por parte de mis compañeros del Deceuninck, ataque en Quatre Chemins, victoria y liderato. Desde luego no regalaré esta preciada prenda. Vine centrado en lograr alguna jornada. Como ya está borrado ese objetivo, hasta donde llegue”.