Juan Sebastián Molano (UAE Team Emirates)
Juan Sebastián Molano (UAE Team Emirates)

El pelotón de la Vuelta a Burgos puede respirar tranquilo después de que los tres corredores del UAE Team Emirates que fueron retirados de la carrera dieron negativo el miércoles para COVID-19.

Juan Sebastián Molano, Cristian Muñoz y Andrés Camilo Ardila fueron enviados a casa por su equipo antes de la etapa 2, después de conocer que alguien con quien habían estado en contacto el sábado había sido notificado de que tenían COVID-19 el martes por la noche.

El trío de colombianos había aprobado el protocolo previo a la carrera de la UCI, dando negativo tanto seis como tres días antes de la carrera, pero fueron retirados y se le realizaron nuevamente exámenes este miércoles.

«Las pruebas realizadas hoy a tres corredores del UAE Team Emirates, como medida preventiva por haber contactado con alguien que dio positivo, han resultado negativas», dice un comunicado de los organizadores de la carrera.

«Siguiendo los protocolos de salud establecidos por la organización de la Vuelta a Burgos y la UCI, los corredores no estuvieron al inicio de la etapa esta mañana, y fueron retirados inmediatamente de la burbuja de la carrera como medida preventiva, hasta que se supo que las pruebas de PCR que hicieron fueron negativas».

Los resultados dan un alivio a los organizadores de la carrera, los corredores y los equipos, ya que una prueba positiva para uno de los tres podría haber tenido implicaciones de largo alcance.

La Vuelta a Burgos, la primera gran carrera internacional masculina desde marzo, ha tenido dos incidentes de coronavirus y cinco retiros después de solo dos días de carrera. Circunstancias similares llevaron al Israel Start-Up Nation a retirar a Itamar Einhorn y Alex Dowsett antes del inicio de la etapa 1, y la pareja también dio negativo.