Alejandro Valverde (Movistar Team)

El Movistar Team insto al Israel Start-Up Nation a que se retiraran por completo de la Vuelta a Burgos después de los incidentes de coronavirus que tienen en el equipo.

La naturaleza tensa de las carreras debido a la pandemia quedó al descubierto el primer día de acción en la Vuelta a Burgos, la primera gran carrera internacional masculina desde marzo.

Desde el primer momento ya había diferencias de opiniones en el pelotón sobre la decisión del Israel Start-Up Nation de aislar a dos de sus corredores debido al coronavirus.

Mientras que había ciclistas como Yves Lampaert (Deceuninck-Quick Step) que mostraron su agrado y lanzaron elogios al equipo por haber realizado esa acción, hay otros sintieron que el equipo no fue lo suficientemente contundente con un tema tan delicado como el Covid-19.

Según el diario Het Laatste Nieuws, el Movistar Team sintió que Israel Start-Up Nation debería haberse retirado por completo de la carrera y les hizo llegar su opinión al director deportivo español del Israel, Oscar Guerrero.

Israel Start-Up Nation se negó a retirarse de la carrera, insistiendo en que habían actuado por precaución después de que se supo que Itamar Einhorn había entrado recientemente en contacto con su compañero de equipo Omer Goldstein, que era positivo para COVID-19.

En la víspera de la carrera, anunciaron que Einhorn no participaría, pero el día siguiente, Alex Dowsett también fue retirado, quedando el equipo con solo cinco corredores.

Einhorn y Dowsett, junto con varios miembros del personal que también habían entrado en contacto con Einhorn, fueron evaluados el lunes, pero los resultados no regresaron antes del comienzo de la carrera. Más tarde en el día, todos resultaron negativos.

Según los informes, Movistar «no fue sutil» en sus opiniones al Israel Start-Up Nation, y se le pidió a Guerrero que convenciera a sus ciclistas de no participar.

«Tal vez reaccionaron de esa manera porque le tienen miedo a Ben», dijo Tom Van Asbroeck, refiriéndose al líder del equipo, Ben Hermans. «Creo que nuestro equipo ha manejado esto de manera correcta y justa, evitando así posibles incidentes. Hablé con varios corredores durante la carrera, incluido uno del Movistar, y nadie hizo una pregunta».

De hecho, aunque Movistar no estaba contento, hubo quienes elogiaron la decisión del Israel Start-Up Nation de sacar lo que describieron como dos ciclistas «perfectamente sanos».

«Es genial que lo hagan de esta manera y no intenten ocultar cosas», dijo Lampaert a Het Laatste Nieuws. «Creo que lo hicieron bien al poner en cuarentena a sus corredores de inmediato. Cada equipo tiene que reaccionar de esa manera».