Johan Bruyneel
Johan Bruyneel acusa de dopaje a LeMond, Hinauld, Fignon y Madiot

El ex gerente del equipo de Lance Armstrong, Johan Bruyneel no reparo en acusar de dopaje a LeMond y Madiot, ademas afirmar que Armstrong merece su lugar entre los nombres más importantes del ciclismo.

Hablando con la revista belga Humo el fin de semana, el belga de 55 años también criticó al ex profesional Greg LeMond, ganador del Tour de Francia en 1986, 1989 y 1990.

Bruyneel dirigió los antiguos equipos de Armstrong, como fue el US Postal, Discovery Channel, Astana y RadioShack, y recibió una suspensión de por vida del deporte por el papel que jugó en el dopaje de Armstrong y de sus compañeros de equipo.

«Es muy simple: todos los campeones en la historia del ciclismo fueron los mejores de su generación», dijo Bruyneel a Humo, según el periódico Het Laatste Nieuws, que forma parte del mismo grupo belga DPG Media.

«En la década de 1990, todos tenían acceso a las mismas drogas: dopaje sanguíneo y EPO. Greg LeMond siempre dice: ‘Soy el único ganador limpio’. ¡Pura Mierda!» continuó Bruyneel. «Siempre corrió para equipos franceses, y ellos eran les rois de la cortisone [los reyes de la cortisona].»

«¿Realmente te imaginas que nunca tomó nada? Ha vencido a [Bernard] Hinault y [Laurent] Fignon, quienes admitieron dopaje», dijo. Aunque de esta afirmación es incorrecta ya que solo Fignon admitió haberlo hecho en el pasado.

«No puedes vencer a los mejores del mundo que se han dopado sin tomar algo tú mismo», agregó Bruyneel. «Pero LeMond fue el mejor de su generación, al igual que Hinault, [Jacques] Anquetil, [Eddy] Merckx y [Miguel] Indurain. Y también Lance».

LeMond siempre ha negado haberse dopado durante su carrera. En 2007 dejó en claro que no tomó drogas para mejorar el rendimiento en una entrevista con el Sunday Times.

«Sé que hubo dopaje en los años 80 y estoy seguro de que muchos corredores estaban haciendo cosas y que la cortisona era una droga de elección, pero siempre pude rendir y ganar carreras contra esos muchachos. A los 19 años de edad, yo Terminé tercero en Dauphiné; a los 20, gané el Tour de L’Avenir por 10 minutos y terminé segundo en el Mundial. Fui afortunado de haber tenido éxito de inmediato y no me metí en eso. En 1993 ya estaba tan fatigado y no sé si fue porque todo el mundo usaba EPO, realmente no lo sé, pero me examinaron por cada posible problema que podría haber en cuanto a la salud».

Armstrong consiguió sus siete títulos en el Tour de Francia de 1999-2005 pero le fueron despojados por la UCI en octubre de 2012 después de que el ente gobernante aceptara las pruebas de la Agencia Antidopaje de los Estados Unidos (USADA) que señalaban al estadounidense de haberse drogado durante su carrera. Armstrong luego admitió haberse dopado a Oprah Winfrey en una entrevista televisiva transmitida en enero de 2013.

Lance Armstrong
Lance Armstrong confeso haberse dopado en una entrevista con Oprah Winfrey

«Es la hipocresía la que más ha dolido», dijo Bruyneel. «Cuando escucho a algunos ex colegas trabajando en la televisión, pienso: ‘Haz lo que quieras, pero no hables de dopaje'».

«Tomen los jefes de equipo Marc Madiot [Groupama-FDJ], Vincent Lavenu [AG2R La Mondiale] y Jean-René Bernaudeau [Total Direct Energie] – los grandes quesos del ciclismo francés. Continúan juzgándome por mi pasado, pero lo que hicieron antes ha sido perdonado, por así decirlo».

Para ilustrar su punto, Bruyneel, quien también apareció en el documental de ESPN recientemente lanzado, LANCE, contó una historia de sus primeros días como profesional que involucró a Madiot.

«Hice mi primera carrera en el extranjero como profesional de segundo año. Estaba completamente ‘estrujado’ entre los autos de apoyo, pero hice todo lo posible para terminar esa carrera. El control de dopaje se realizó por sorteo, que anunciaron a mitad de camino a través de la radio de carrera», dijo.

Marc Madiot
Marc Madiot es actualmente director del Groupama-FDJ

«Madiot regresó al auto del equipo, escuchó que no lo llamaban [por el control de dopaje], se subió la manga y se insertó una flechette [jeringa], como decían tan hermosamente, en la parte superior del brazo. Luego aceleró nuevamente y no abandono el frente después de eso. Esa imagen se ha quedado conmigo toda mi vida. Y esos son los hombres que siguen condenándome a mí y a Lance», dijo Bruyneel.

Bruyneel ahora ha comenzado su propio negocio de gestión deportiva, pero sugirió, quizás solo en broma, que tal vez algún día podría convertirse en presidente de la UCI.

«Sin duda lo haría mejor que [el actual presidente] David Lappartient, que aún no ha hecho nada por el ciclismo», dijo.

«En el pasado, me ofrecí como voluntario para participar en los expedientes de dopaje de la UCI, y les dije todo lo que sabía, pero han ignorado mi consejo», dijo Bruyneel.