Lance Armstrong

En una declaración concedida al portal Cycling Opinions, Johan Bruyneel se despacho con todo sobre el papel de la USADA y la WADA en el caso Armstrong.

Uno de los grandes protagonistas en el caso Armstrong es Johan Bruyneel, quien se desempeño como director deportivo del equipo US Postal junto al ciclista norteamericano. Luego en 2009 paso a ser el director del equipo creado por Lance Armstrong llamado Radiosharck.

En la entrevista, Bruyneel hablo sobre el supuesto acuerdo que tenia con una agencia antidopaje la cual le ofreció un acuerdo donde solo seri suspendido por un máximo de un año.

«No tenía información incriminatoria sobre la persona en cuestión. Solo quería ver hasta dónde está dispuesta a llegar una agencia antidopaje y romper conscientemente sus propias reglas para atrapar a alguien. Para mí, esta fue una prueba más de que no hay justicia en las agencias antidopaje. Tienes derechos en todos los tribunales civiles. En derecho deportivo pueden romper todas las reglas y no tienes oportunidad de defenderte,» dijo Bruyneel.

El nombre de la agencia antidopaje que tenia ese acuerdo Bruyneel no puede ser revelado por asuntos legales.

«Que tengo que ser castigado por las agencias antidopaje es perfectamente claro para mí», dice Bruyneel. «No hay problemas con eso».

«Crucé la frontera como ciclista y como jefe de equipo. Entonces no tienes ninguna oportunidad de defenderte. Primero, la agencia antidopaje de los Estados Unidos no me controló. Si alguien debería haberme castigado, esta tenia que se la agencia antidopaje belga o la UCI. También queda muy claro que la USADA, uso todos los medios legales e ilícitos para sancionarnos a Armstrong y a mí.»

Para Bruyneel todos los castigos contra ellos fueron desmedidos, y menciono algunos casos sucedidos con otros ciclistas que estaba implicados en la trama (Levi Leipheimer, Christian Vandevelde, Michael Barry, George Hincapié y Tom Danielson).

«Tuvieron una sanción mucho más corta y se les permitió decidir cuándo fueron suspendidos. En vista de sus declaraciones, todos deberían ser suspendidos por dopaje. Leipheimer incluso ha declarado que administró una transfusión de sangre a Floyd Landis. Sin embargo, USADA y WADA aplican las reglas según les convenga. Rompen sus propias reglas cuando esto les da más publicidad y abordan a las personas con más fuerza cuando lo han puesto en la mira».

Desde junio de 2012 hasta octubre de 2018, Bruyneel impugnó su suspensión de 10 años impuesta por la USADA, situación que no ha sido fácil para el director belga.

«Esta es una situación que no solo me costó mucho dinero, sino que me dejo completamente vacío. Necesitaba ayuda mental y psicológica para recuperarme. La sensación de que no te tratan de manera justa y de que las reglas existentes de repente no se aplican a ti es muy frustrante. La justicia deportiva no tiene nada que ver con un juicio justo. Ya sea USADA, WADA, cualquier otra agencia antidopaje o incluso el tribunal deportivo TAS».

Bruyneel también dice que en 2014 pasó dos días en Suiza en el comité que produjo el informe CIRC en nombre de la UCI.

«Pasé horas, horas y horas contando todo allí. Todas mis experiencias como ciclista profesional desde 1987 hasta 1998 y luego mis experiencias con el dopaje como gerente de equipo. Cuando salió el informe, no leí una sola palabra de mis declaraciones. ¿Aparentemente mi historia no fue interesante? El entonces presidente de la UCI, Brian Cookson, hizo este informe de no menos de tres millones de euros, que se pagó con el dinero de todas las partes interesadas en el ciclismo, solo como relaciones públicas personales para él. Por medio de este informe, supuestamente había investigado el pasado, para que no pudiera ser juzgado por ello. No tenía nada que ver con el antidopaje o con cómo el ciclismo debería continuar después de este período negro».