Emanuel Buchmann (Bora-Hansgrohe)
Emanuel Buchmann (Bora-Hansgrohe)

El alemán Emanuel Buchmann confía en que se pueda disputar el Tour de Francia, aunque sea sin público, y espera mejorar su cuarto puesto conseguido la edición del año pasado.

El Tour de Francia parece que se va a celebrar este mes de agosto, pero restricciones en la cantidad de espectadores parece ser una de las medidas que tomaran las autoridades para minimizar los riesgos de contagio.

Respecto a estas informaciones sobre el Tour de Francia, Emanuel Buchmann, ha argumentado que correr sin espectadores no será «nada nuevo», dado que él y la mayoría de sus colegas han competido en el Medio Oriente en los últimos años.

El domingo por la noche, la ministra francesa de deportes, Roxana Maracineanu, reveló que se había reunido con los directivos del Tour de Francia para limitar el número de personas en la carrera, que se retrasó hasta el 29 de agosto.

Buchmann, quien estuvo a 25 segundos del podio en julio pasado, dijo que estaba optimista sobre la celebración de la edición 2020 se llevara a cabo en una entrevista con la prensa alemana. Citando el UAE Tour, que forma parte de un bloque de carreras de principios de temporada en el Medio Oriente, argumentó que el pelotón tiene experiencia en carreras tranquilas y con poco público.

«No sería agradable y sería una sensación completamente diferente a la de los últimos años, pero podríamos hacerlo durante un año», dijo Buchmann sobre un Tour sin fanáticos.

«También hacemos muchas carreras de bicicletas donde no hay tantos espectadores. En el UAE Tour, casi no hay espectadores en la carretera, así que no es nada nuevo para nosotros».

Después de haber logrado un cuarto lugar el año pasado, Buchmann ahora ha puesto su mira en el podio para la carrera de este año.

«El objetivo es mejorar. Eso sería un lugar en el podio, pero todo tiene que encajar. Tienes que pasar las tres semanas sin lesiones y accidentes. Puedes perder tiempo rápidamente debido a algo estúpido», dijo.

«Si el podio es el objetivo, entonces la victoria no está lejos, pero no es que mi único objetivo sea ganar el Tour».

Buchmann, que vive en los Alpes austríacos, intensificará su entrenamiento esta semana haciendo el Everest Challenge, subiendo la subida de Haimingerberg 10 veces el viernes para alcanzar un total de 8848 metros de altitud.

Con gran parte de la población del mundo encerrado, las pruebas antidopaje se han desplomado en cantidad, pero Buchmann no tiene verdaderas preocupaciones sobre algún tipo de engaño de sus rivales durante este período.

«Tuve mi última prueba a mediados de marzo justo antes del confinamiento. Desde entonces no he tenido ninguna prueba de dopaje», dijo.

«Supongo que el sistema se reiniciará normalmente y que todos los atletas serán evaluados regularmente. Tampoco sé si habría tenido sentido doparse para el Tour a fines de abril».