Fabio Aru (UAE Team Emirates)

Fabio Aru (UAE Team Emirates) ha hablado sobre cómo ha trascurrido este periodo de cuarentena y como ha evolucionado sus problemas físicos.

El italiano espera regresar a la normalidad de las carreras en agosto, diciendo que el reprogramado Tour de Francia todavía está en sus planes para la apretada temporada.

En una entrevista con el programa de televisión Sky Italia, Casa Sky Sport, el ciclista de 29 años hablo sobre sus sesiones de entrenamiento virtual con Vincenzo Nibali, su compañero de equipo en el UAE Team Emirates Diego Ulissi y el campeón del Tour de Flandes Alberto Bettiol, y agregó que el período de cuarentena había interrumpido su progreso después de sus problemas con la arteria ilíaca durante las últimas dos temporadas.

«En las últimas dos temporadas he estado luchando, especialmente físicamente, y he superado muchos problemas», dijo Aru. «Mi recuperación tardó meses y me había preparado bien para Tirreno-Adriático, las clásicas y el Tour de Francia.»

«No necesitaba detenerme, pero es un problema mucho más grande que el deporte. Cuando podamos regresar a las carreras, estaré listo para probarme».

En la Vuelta a España del año pasado, Aru fue impedido por el citomegalovirus, pero comenzó 2020 sin lesiones. En febrero, dijo que se sentía tan fuerte como siempre, pero solo compitió en una carrera, el Tour Colombia 2.1, antes de que la temporada se detuviera debido a que el COVID-19 se extendiera por todo el mundo.

Desde entonces, Aru, como muchos otros profesionales, se ha limitado a entrenar en interiores y participar en carreras virtuales mientras tanto. Sin embargo, ha tenido compañía.

«Durante un mes, he estado montando con Ulissi, Nibali y Bettiol. Es un gran incentivo para mí y sé que también lo soy para ellos. De vez en cuando simulamos algunas carreras cuesta arriba».

«Hay competencia incluso fuera de las carreras reales. Ayer, por ejemplo, Nibali ganó, y yo llegué segundo. Lo respeto inmensamente; va muy rápido».

Todavía es mayo, alrededor del punto medio entre el inicio del confinamiento italiano a principios de marzo y el posible comienzo de las carreras en Strade Bianche el 1 de agosto, pero Aru espera volver a la acción, esperando que no haya más cambios en el nuevo calendario.

«Va a ser muy extraño [volver]», dijo. «Espero que podamos volver a competir el 1 de agosto. Solo tenemos tres meses de carrera, pero es importante regresar con las precauciones necesarias».

«Tenemos dos meses para trabajar antes de regresar. Con métodos modernos podemos comenzar en buenas condiciones y todos estaremos al mismo nivel. Será una temporada intensa, pero los equipos tenemos muchos ciclistas para abordar todo el programa. Difícilmente haremos 50 días de carrera cada uno».

Aparte del Tour de Francia, Aru aún no ha confirmado un conjunto personal de objetivos para la «nueva» temporada, aunque dice hacer un doblete Tour-Giro parece demasiado difícil para competir adecuadamente (el Giro comienza solo 13 días después del final del Tour), un cronograma Tour-Vuelta podría funcionar, con 17 días adicionales que separan las carreras y con la oportunidad de disputar las clásicas de las Ardenas en el medio.

«Tenía el Tour de Francia y los Juegos Olímpicos en mi agenda, pero luego todo explotó. Tenemos que hacer un balance junto con el equipo, dividiendo el equipo para las diversas competiciones».

«Será difícil montar dos Grandes Vueltas. Quizás el Tour y la Vuelta sean posibles porque hay un mes en el medio, pero si corres el Tour no podrás ir al Giro».