Vincenzo Nibali (Trek-Segafredo)
Vincenzo Nibali (Trek-Segafredo)

El italiano Vincenzo Nibali (Trek-Segafredo) abrió la puerta a una posible participación en la Paris-Roubaix que se disputara esta temporada a finales de octubre.

En una entrevista con Tuttobiciweb, Nibali habló sobre las carreras perdidas, la falta de controles de dopaje y, lo más interesante de todo, las posibilidades de que compita en Paris-Roubaix, que se celebrará este año el 25 de octubre.

«Es el único que me falta entre los Monumentos», dijo el ganador del Giro de Lombardía y Milán-San Remo.

«Podría encajar, aunque en realidad no es mi especialidad y nunca la he corrido porque no llegó en el momento adecuado en mi calendario. Pero sí, me gustaría probarlo».

Este año, Nibali estaba listo para disputar el Giro de Italia, la Vuelta a España y los Juegos Olímpicos antes de que la pandemia del coronavirus golpeara al ciclismo.

La superposición del Giro y la Vuelta, así como la celebración de la Lieja-Bastoña-Lieja mientras se disputa el Giro italiano, ciertamente complican los planes de Nibali. Por ahora, Nibali se mantiene activo antes de regresar a la competición en la Strade Bianche en agosto.

«No es el momento de entrenar a toda velocidad. Nos mantenemos activos para el regreso y esperamos poder comenzar de nuevo», dijo.

«Echo de menos el desafío. De vez en cuando hacemos algo de simulación: una carrera, una escalada completa», comento Nibali después de haber corrido en una Milán-San Remo virtual y haberse inscrito en las carreras virtuales de eSports Challenge of Stars en la plataforma Bkool.

«El otro día desafié a Diego Ulissi en una subida difícil, más del 15%. Ninguno de nosotros quería quedase atrás; cuando llegamos a la cima, estábamos azules».

La cuarentena, así como el confinamiento de ciclistas en Italia y España en sus hogares hasta hace muy poco, ha visto disminuir considerablemente el número de pruebas de dopaje. Romain Bardet, Thibaut Pinot y Tom Dumoulin han dicho que no han sido testeados en meses.

Nibali, sin embargo, dice que confía en sus compañeros profesionales y está tratando de pensar lo mejor de ellos.

«Soy honesto. Confío en mis colegas y quiero pensar que todos son honestos», dijo. «Todos hemos cambiado el ciclismo para mejor. Quiero pensar que todos somos buenos. Entonces, como dicen, la madre de los imbéciles siempre está embarazada».

Las pruebas, como las carreras, volverán a la normalidad algún día. Por ahora, sin embargo, Nibali, como muchos otros, permanece encerrado en su casa. Pero se mantiene lo suficientemente ocupado, esperando volver a lo que mejor sabe hacer.

«He desmantelado y vuelto a armar todo en la casa y en el garaje. Ahora no tengo nada que desmontar y volver a armar. Estoy lo suficientemente tranquilo».