Rigoberto Uran (EF Education First)

En declaraciones hechas a la Federación Colombiana de Ciclismo, Rigoberto Urán dice que sería una catástrofe para los equipos si no se corre el Tour de Francia este año.

El pedalista colombiano se mostro bastante pesimista y preocupado por la citica situación que esta golpeando en estos momentos al ciclismo debido a la crisis del coronavirus que afecta al planeta entero.

«El ciclismo es un deporte pobre porque solamente es apoyado por las empresas. Si no se corre el Tour, sería una catástrofe. Por ejemplo, de los 18 equipos sólo tres podrían sobrevivir, a los otros se les plantearía un panorama muy complicado. En este momento hay tres equipos fuertes económicamente», fueron las palabras de Urán a la Federación de Ciclismo de Colombia.

La temporada de ciclismo pende de un hilo y la gran mayoría de carreras se han visto obligadas a cancelar o reprogramar su cronograma. Esta situación afecta en gran medida a un deporte que vive bajo mínimos por la ausencia de apoyos que lo hagan sostenible.

Los organizadores del Tour de Francia y la UCI anunciaron hace pocos días la reprogramación de la carrera, disputándose del 29 de agosto al 20 de septiembre.

Cabe destacar que aun no hay certeza que se pueda disputar la carrera mas importante del calendario en esta fecha, y todo dependerá de como transcurra el brote pandémico de coronavirus.

A pesar del sombrío panorama en el deporte pedal, Rigo es optimista y confía en que se pueda disputar la carrera esta temporada a pesar del cambio de fechas:

«No es problema, porque agosto o septiembre es buen tiempo en Europa, es terminando el verano. El Mundial en septiembre tampoco es problema, pero ya en octubre cambia. Nosotros muchas veces hemos corrido Lombardía en octubre y, aunque estamos a nivel del mar, hace frío. Ya para esa época subir los Dolomitas es complicado, empieza a nevar. Y ni hablar en noviembre La Vuelta a España, haría más frío. Sé que las quieren salvar y es importante. Si nos dicen que corremos con frío, pues con frío, pero también habrá que esperar si todo está solucionado, si nos dejan viajar, si nos dejan entrar a Europa o si en Colombia nos dejan salir»

Algo que esta claro para muchos, y para Rigoberto Urán, es que la vida después de la crisis sanitaria será completamente diferente:

«Será un poco duro, pero hay que continuar. Espero que todo se solucione, que se encuentre una vacuna, que las personas consigan empleo, que la economía mundial vuelva a estar bien, que aprendamos que hay que valorar todo: salir a la calle, a un bar a tomarse una cerveza, viajar. Son cosas normales y uno va a valorar mucho eso. Lo que uno espera es que todo vuelva a la normalidad»