Nairo Quintana (Arkea-Samsic)
Nairo Quintana (Arkea-Samsic)

El director deportivo del Arkea-Samsic, Yvon Ledanois, reveló que harán como equipo después de la caída de Nairo Quintana en la Etapa 2 de la Paris-Niza.

Nairo Quintana llegó a París-Niza como el gran favorito para la clasificación general después de ganar sus dos primeras carreras de la temporada, el Tour de la Provence y el Tour des Alpes. Pero una caída en la segunda etapa cuando el pelotón viajaba a gran velocidad en medio de los abanicos dejó al colombiano con un déficit de 1:50 respecto al líder de la carrera Max Schachmann (Bora-Hansgrohe).

Sin embargo, el director deportivo de Arkea, Yvon Ledanois, no se ha rendido y se ha centrado en la reacción del equipo ante la difícil situación de su líder.

«Esta etapa nos fue bien hasta los últimos 25 kilómetros a meta», dijo Ledanois.

Quintana se mantenía en la cabeza del pelotón tanto en la primera como en la segunda etapa disputada este lunes, pero el desastre llego cuando Quintana sufrió una caída. «Los ciclistas estaban vigilantes y nerviosos dentro del pelotón, y luego Nairo se estrelló».

🔗 Te puede Interesar: Este video muestra muy bien lo bien que se desenvolvió Higuita en medio de los Abanicos

«Lo que quiero destacar de este momento es la reacción de nuestros corredores. Ellos estuvieron inmediatamente con su líder: Dayer, su hermano, le dio su bicicleta, Diego Rosa esperó para tratar de minimizar las diferencias en la meta tanto como fuera posible. Connor [Swift] se dejó caer desde el primer pelotón para ayudar. Las caídas son parte de la carrera, es parte de la París-Niza».

Teóricamente, debería haber mucho terreno en la carrera para que Quintana recupere el tiempo cedido, en particular la etapa 7 que termina en La Colmiane, la cual será una oportunidad clave para que el colombiano recupere lo perdido.

🔰 Te puede Interesar: Nairo Quintana por poco termina en el suelo por peligroso movimiento de Bennett

Mientras el brote de coronavirus no detenga la carrera antes de llegar a Niza, Quintana podría tener otras posibilidades ahora que ha perdido tanto tiempo.

«París-Niza está lejos de terminar, y también puede permitirnos tener oportunidades para aprovechar en lugares que antes no habíamos pensado, si no fuera pasado esta etapa que resultó ser difícil para nosotros», dijo Ledanois.

«No nos vamos a quejar ni a cuestionar todo. Este evento terminará el domingo en los Alpes Marítimos, y luego sacaremos el balance en ese momento. Ningún ciclista profesional y ningún director deportivo le gusta tener días como este. Y, sobre todo, esto no es lo que esperamos al final cuando comenzamos una etapa que había sido estudiada al milímetro, identificada como complicada y ventosa… es el destino. Tienes que aceptarlo, mirar hacia adelante,» concluyó.