Astana

El equipo Astana nuevamente esta pasando problemas financieros y adeuda los salarios de todos sus ciclistas y personal de los dos últimos meses.

Esta noticia se ha propagado de forma inmediata y por ellos el manager del Astana, Aleksandr Vinokourov, salió al paso de esta información.

El equipo confirmó un informe en el periódico español AS de que a sus corredores y personal no se les ha pagado durante los últimos dos meses, pero insistió en que el presupuesto del equipo para 2020 ha sido aprobado por su principal patrocinador, el fondo soberano de Kazajstán, la Samruk Kazyna.

AS informó que Astana aún no ha pagado a sus corredores y al personal en 2020 debido a un retraso en la financiación de los patrocinadores estatales del equipo, una situación que anteriormente ocurrió hace dos años. En un comunicado emitido por Astana el lunes, el gerente del equipo Aleksandr Vinokúrov insistió en que el asunto se resolvería esta semana.

“Confirmamos que el equipo profesional de Astana no pudo pagar todos los salarios en 2020 todavía. El pago se realizó parcialmente”, dijo Vinokúrov. “También queremos confirmar que el presupuesto total del patrocinador principal Samruk Kazyna ha sido aprobado con éxito.”

“También vale la pena mencionar el hecho de que Astana Pro Team ya ha comenzado su 15ª temporada y durante todos estos años nuestro patrocinador principal Samruk Kazyna nos proporcionó los fondos necesarios. Como estamos siendo patrocinados por una organización gubernamental oficial, a veces hay un retraso en el pago debido al lento procesamiento administrativo de la aprobación de fondos”.

Samruk Kazyna posee una coalición de empresas estatales de Kazajstán y ha respaldado al equipo de Vinokorouv, llamado así por la capital de Kazajstán, desde que asumió el patrocinio de Liberty Seguros en medio de la Operación Puerto en 2006.

En mayo de 2009, durante la breve temporada de Lance Armstrong en Astana, que coincidió con la parte final de la suspensión de dopaje de dos años de Aleksandr Vinokúrov, los ciclistas protestaron por los salarios no pagados usando camisetas en el Giro de Italia que tenían los nombres de los patrocinadores ocultos. El problema se resolvió a tiempo para el Tour de Francia de ese año después de que la UCI amenazó con retirar la licencia ProTour de Astana.

En febrero de 2018, el propio Aleksandr Vinokúrov dio la alarma en una entrevista cuidadosamente redactada en el medio Kazajstán Vesti.kz, describiendo la situación financiera del equipo como «crítica» y destacando la demora en los pagos salariales. La intervención de Vinokourov logró liberar los fondos necesarios de Samruk Kazyna en esa ocasión, e insistió en que los salarios pendientes del equipo para 2020 se pagarán esta semana.

«La semana pasada, nuestro equipo recibió la confirmación oficial de que el problema se resolverá a fines de esta semana y obtendremos los fondos para cubrir los salarios de febrero y marzo», dijo Vinokúrov. «Confiamos en que después de esta semana, los problemas se resolverán y que podemos seguir desempeñándonos en las próximas carreras».

Vinokúrov agregó que la situación financiera del equipo no influyó en la decisión de retirarse de las carreras hasta el 20 de marzo debido al brote de coronavirus. Astana se encuentra entre los siete equipos WorldTour que han optado por ausentarse de la París-Niza debido a las preocupaciones sobre la propagación del coronavirus Covid-19.

«También queremos dejar en claro que nuestra retirada actual de las carreras debido al coronavirus no tiene nada que ver con el retraso financiero», dijo.

El equipo profesional de Astana ha ganado seis carreras hasta ahora en 2020, con Jakob Fuglsang triunfando en dos etapas y la general en la Vuelta a Andalucía.