Ciclismo en Italia
Ciclismo en Italia

Los organizadores de Strade Bianche, Tirreno-Adriático y Milán-San Remo se verán obligados a cancelar las carreras después de que el gobierno italiano suspendió todos los eventos deportivos y públicos durante un mes en un intento por limitar la propagación del coronavirus Covid-19.

RCS Sport planeaba organizar las ediciones masculina y femenina de Strade Bianche y la carrera por etapas Tirreno-Adriático de la próxima semana porque están en el centro de Italia, lejos de las regiones del norte de Lombardía, Véneto y Emilia Romagna, donde el virus se ha propagado. En cambio, la organización se verá obligada a reprogramar los eventos en una fecha posterior, si es posible.

Sin embargo, el miércoles el gobierno italiano implementó nuevas medidas para ayudar a combatir la propagación del coronavirus. Estos incluyen la interrupción de todos los eventos públicos y deportivos que no pueden realizarse en un recinto cerrado, y el cierre de escuelas y universidades durante un mes.

🔰 Te Puede Interesar: Mitchelton-Scott renuncia a participar en carreras hasta a finales de marzo

El gobierno italiano también ha pedido a las personas mayores que se queden en casa y que las personas limiten el contacto humano a través de abrazos y besos.

«Los eventos deportivos y las competiciones de cualquier orden o disciplina, llevados a cabo en cualquier lugar, público y privado, están suspendidos», dice el decreto aprobado por el gobierno.

«Sin embargo, se permitirá la celebración de eventos y competiciones, así como las sesiones de entrenamiento de atletas competitivos, dentro de instalaciones deportivas a puertas cerradas. En todos los casos, las asociaciones deportivas y los clubes deben llevar a cabo los controles adecuados para limitar el riesgo de propagar el virus Covid-19 «.

La drástica decisión del gobierno italiano permitirá realizar algunos eventos deportivos celebrados en arenas cerradas, pero la naturaleza de las carreras de ciclismo hace que sea prácticamente imposible limitar el contacto entre los corredores, el público y el personal de la carrera.

El decreto detendrá la celebración de los siguientes eventos:

(07 de Marzo) 🇮🇹 Strade Bianche
(08 de Marzo) 🇮🇹 GP Industria & Artigianato
(11-17 de Marzo) 🇮🇹 Tirreno-Adriático
(15 de Marzo) 🇮🇹 Popolarissima
(21 de Marzo) 🇮🇹 Milan-San Remo
(25-29 de Marzo) 🇮🇹 Settimana Internazionale Coppi e Bartali
(01-04 de Marzo) 🇮🇹 Giro di Sicilia – Tour de Sicilia

Las autoridades italianas confirmaron el miércoles por la noche que el número de pruebas positivas para el coronavirus ha aumentado a 2.703, con 107 muertes y 295 personas en cuidados intensivos en el hospital, mientras que al menos 276 personas se han recuperado completamente del virus. Más del 80% de los casos se encuentran en las regiones del norte de Lombardía, Véneto y Emilia Romagna, pero se están descubriendo más casos aislados en Italia al pasar de los días.

Debido al riesgo del coronavirus, varios equipos ya dijeron que no viajarían a Italia, y Mitchelton-Scott también anunció que se saltarían la París-Niza y las carreras femeninas de un día como son la Ronde van Drenthe, Danilith Nokere Koerse y Trofeo Alfredo Binda.

Liderados por los médicos del equipo EF Pro Cycling, 14 médicos de varios equipos también pidieron que los equipos eviten las carreras debido a la falta de un ‘plan sólido’ por parte de la UCI y los organizadores de la carrera para abordar las preocupaciones sobre la propagación del coronavirus.

🔰 Te Puede Interesar: Esto dicen los familiares de Fernando Gaviria sobre su posible contagio con el Coronavirus

Desde entonces, la UCI ha anunciado que, aunque se negaron a cancelar las carreras, los organizadores de la carrera deben tomar una serie de medidas con el objetivo de limitar el riesgo de que el coronavirus se propague aún más.

Dichas medidas incluyen aumentar la distancia entre el público y los ciclistas, particularmente en las zonas de inicio y finalización y respetar un estricto protocolo médico, y limitar el número de equipos que se alojan en el mismo hotel.

Mauro Vegni de RCS Sport dijo el miércoles que espera que las carreras italianas puedan tener lugar en una fecha posterior en la temporada 2020 en lugar de ser canceladas por completo del calendario.

«Tenemos la intención de trabajar junto con la UCI para encontrar nuevos espacios en el calendario para estas carreras, que no queremos perder», dijo Vegni. «Tenemos un plan alternativo para que las carreras no se pierdan. Podrían celebrarse después del Giro de Italia en junio o incluso en septiembre».