Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step)
Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step)

El francés Julian Alaphilippe reconoce que no está en su mejor momento y que actualmente se siente muy cansado y decepcionado por sus actuaciones.

Julian Alaphilippe está «agotado» y «decepcionado», ya que admite que todavía no está en su mejor forma, y los planes en este punto están retrasados a lo planeado para la temporada 2020.

Después de una temporada fenomenal en 2019, el francés admitió que tendrá dificultades para igualar los logros del año pasado y muestra de ellos es que se ha visto obligado a abandonar dos carreras en lo que va del año.

Después de sufrir problemas estomacales en la Vuelta a San Juan, no pudo estar en la línea de salida en la etapa tres, y luego no pudo terminar la Ardèche Classic el 29 de febrero, antes de luchar en la Drôme Classic bajo agua al día siguiente. Alaphilippe finalmente terminó Enel puesto 17, dos minutos atrás del ganador Simon Clarke (EF Pro Cycling).

«Estoy exhausto y la lluvia realmente me ha demolido. Todavía no estoy en mi mejor momento», dijo el ciclista del Deceuninck-Quick Step al diario francés l’Équipe.

Su director deportivo, Davide Bramati, agregó: «Julian está decepcionado porque quería ganar, pero cuando llegó la lluvia, sus piernas se pusieron rígidas».

Alaphilippe tiene una campaña repleta de Clásicas por delante, disputando la Milán – San Remo y La Flecha Valona como campeón defensor, si contar que podría también estar en la Lieja-Bastoña-Lieja, la Amstel Gold Race o incluso el Tour de Flandes.

Antes de eso tiene planes en la París-Niza, donde se esperan condiciones climáticas muy difíciles una vez más. El ciclista de 27 años había planeado reconocer las últimas tres etapas esta semana, pero cancelará el viaje y en su lugar planea darse un descanso muy necesario. «Estoy dando un paso atrás», dijo Alaphilippe, «porque tengo que recuperarme».

«Mantengamos la calma. Tiene una semana para la París-Niza», dijo Bramati, intentando calmar cualquier preocupación sobre el estado de forma del ciclista que por poco le da a Francia una victoria en el Tour de Francia el verano pasado.

Alaphilippe siempre ha sido realista sobre su temporada 2020, y dijo antes de disputar su primera carrera que sería muy difícil repetir lo que consiguió en la temporada 2019: «Seguro que haré lo mejor que pueda para volver a tener otra gran temporada. Me di cuenta de que el año pasado fue realmente especial con muchas victorias, victorias de calidad y mucha emoción. Por lo tanto, será realmente difícil volver a hacer algo así, pero haré todo lo posible».