Fabricio Quirós (El Colono)
Fabricio Quirós (El Colono)

Dos ciclistas costarricenses más han sido suspendidos por presuntamente dar positivo en las pruebas antidopaje que datan de la Vuelta a Costa Rica 2019.

Fabricio Quirós de 29 años y Orlando Quesada de 31 años son los dos corredores que han sido suspendidos provisionalmente, con Quirós ganando la penúltima etapa y terminando séptimo en la General en la carrera, que se disputó a fines de diciembre, mientras que Quesada terminó 52 en la general.

La agencia nacional antidopaje de Costa Rica, CONAD-CR, aún no ha dado muchos detalles sobre este último caso, pero ha aplicado una «suspensión provisional obligatoria» y ahora continuará con el procedimiento de investigación.

Numerosos casos de dopaje han perseguido la carrera clasificada 2.2, que es parte del calendario UCI América Tour. Roberto Argüello, de 20 años, fue suspendido en enero por presunto dopaje sanguíneo y la semana pasada el hijo del vicepresidente de la asociación ciclista costarricense, Amil Munich, fue suspendido por presunto uso de esteroides anabólicos.

Las controversias de dopaje no son nada nuevo para la carrera por etapas en Costa Rica. En 2017, 12 corredores, incluido el ganador de la general, los vencedores de cuatro etapas y cinco corredores más que se ubicaron dentro de los primeros 20 en la clasificación general dieron positivo por sustancias prohibidas, incluido EPO.

Una serie de otras historias de dopaje se conocieron en 2020. Una redada por parte de la policía española descubrió una gran red de EPO, donde los delincuentes hacían publicidad en redes sociales de drogas para mejorar el rendimiento de los atletas en todo el mundo. La operación principal que resultó en seis arrestos y la recuperación de 850 dosis de EPO.

Mientras tanto, el abogado de Stefan Denifl, el ciclista austriaco implicado en la Operación Aderlass, recientemente hizo una acusación sorprendente, diciendo: “En el ciclismo hay un 90 por ciento de dopaje. No hay un atleta súper limpio».