Primoz Roglic (Jumbo-Visma)

Primoz Roglic (Jumbo-Visma) ha dado declaraciones en donde afirma sentirse más orgulloso del pódium conseguido en el Giro que la victoria en la Vuelta a España.

Sin duda alguna Primoz Roglic fue el ciclista en mejor forma en la pasada temporada 2019. El esloveno puede mirar hacia atrás la temporada 2019 y sentirse completamente satisfecho con lo conseguido. Desde su primera victoria en Grandes Vueltas hasta terminar el año en la cima de la clasificación de la UCI.

Sin embargo, el momento que más orgullo hace sentir a Roglic no fue cuando ganó la Vuelta a España, sino cuando terminó tercero en el Giro de Italia en mayo. Para Roglic su podio en Milán superó cualquier otro resultado en el año calendario debido a la cantidad de obstáculos y contratiempos que tuvo que superar.

En el campamento de entrenamiento de Jumbo-Visma en diciembre, Roglic dio declaraciones al portal Cyclingnews donde hablo como fue su temporada 2019 y sus planes para este año 2020.

«Es difícil decir qué estuvo mal», dijo Roglic cuando se le preguntó si pudo haber entrado al Giro pasado de forma y que su rendimiento decayera en la tercera semana de competición.

«Aun así terminé en el podio. Sin embargo, no estaba bien, y tuve problemas con mi estómago. Ese era el problema principal y aprendimos mucho de eso, también, como qué comer. Simplemente nunca sentí hambre desde la Etapa 13 en adelante.»

«En realidad estoy mucho más orgulloso de ese tercer lugar que ganar la Vuelta, digamos eso. Ganar está bien, pero no es gran cosa. Para terminar en el podio en el Giro, después de todos los problemas que tuvimos como equipo, fue un logro mayor. Tuve que pelear conmigo mismo en el Giro. Tuve que pelear más. Nunca pensé realmente en abandonar la carrera porque era mi objetivo desde el comienzo del año. Simplemente no había opción de dejar la carrera.»

«Fue realmente genial estar extremadamente bien y desde allí simplemente no quieres sentirte mal. Está bien, tuvimos algunos problemas en el Giro, pero aun así logramos tener una temporada increíble».

Roglic se tomó un descanso después del Giro, disputando solo los campeonatos nacionales contrarreloj eslovenos en junio antes de su regreso a la acción en la Vuelta a España.

En un escenario similar a las experiencias de Giro y Vuelta de Simon Yates en 2018, Roglic puso en práctica todas las lecciones que había aprendido en mayo para salir de España con su primera victoria en Grandes Vueltas.

«Fue un gran éxito y todos luchamos por lo que logramos», dijo Roglic.

«Cuando comienzas en el ciclismo, comienzas con la idea de ganar una Gran Vuelta un día y el año pasado fue la primera vez que comencé la temporada con el verdadero objetivo de ganar una. Logré hacerlo y fue simplemente hermoso».

«Aprendí mucho en el Giro. Fue la primera Gran Vuelta donde llegué como líder. En ese momento estaba ganando y no era ningún secreto que quería ganar la carrera, pero a veces no fue fácil para mí o para el equipo. Creo que inmediatamente aprendimos algunas cosas de esa carrera y usaremos esa experiencia para nuevas carreras. Todos los días, en cada etapa, aprendes sobre carreras y tácticas y siempre estás buscando mejorar de los malos momentos que tienes».