Marcel Kittel (Katusha-Alpecin)

Marcel Kittel ha anunciado su retiro del ciclismo, casi cuatro meses después de dejar el equipo WorldTour Katusha-Alpecin.

El velocista alemán reveló su decisión en una entrevista con la revista alemana Der Spiegel, diciendo que «había perdido toda motivación para seguir torturándome en una bicicleta».

El ciclista de 31 años registró innumerables victorias, incluidas 14 etapas en el Tour de Francia, pero sufrió una baja significativa en su rendimiento después de mudarse a Katusha-Alpecin antes de la temporada 2018.

Ganó solo dos etapas en la Tirreno-Adriático en 2018, y en 2019 solo logró una victoria en la carrera de un día Trofeo Palma en febrero.

En mayo, se anunció que Kittel había dejado Katusha-Alpecin y se tomaría un descanso del ciclismo.

«El deporte y el mundo en el que vives están definidos por el dolor», dijo Kittel. «No tienes tiempo para familiares y amigos, y luego está el cansancio perpetuo y la rutina.”

“Como ciclista, estás en la carretera durante 200 días al año. No quería ver crecer a mi hijo a través de Skype».

Después de la noticia, Kittel revelo una declaración más larga en su sitio web, donde compartió más detalles sobre su decisión de retirarse del ciclismo.

“Este proceso de decisión no ha sido rápido, sino que se ha llevado a cabo durante más tiempo. Durante mi carrera deportiva de casi 20 años, no solo ha habido éxitos increíbles sino también tiempos difíciles. Siempre he sido uno de los que abiertamente cuestiona y reflexiona cuando suceden tales cosas, para que pueda aprender y mejorar.”

“Eso, junto con las personas que me rodean, me ha convertido en el atleta exitoso que soy ahora, pero este método también me ha enseñado a dejar mis viejos caminos y aprender otros nuevos. Sé que hay mucho más que deporte, por ejemplo, mi propia familia futura.”

“Recientemente ha crecido la idea de este futuro sin ciclismo, al igual que la conciencia de los sacrificios que trae consigo un deporte tan hermoso pero también tan difícil como el ciclismo. La pregunta más importante de los últimos meses fue ‘¿Puedo y quiero seguir haciendo los sacrificios necesarios para ser un atleta de clase mundial?’ Y mi respuesta es: No, ya no quiero eso.”

“Es por eso que estoy muy feliz y orgulloso de que en este momento de mi vida pueda tomar la decisión de seguir a mi corazón en una nueva dirección.”

“En este punto, me gustaría agradecer a todas las personas que me han apoyado en mi carrera. Mis antiguos compañeros de equipo, mis entrenadores, mis amigos y mi familia, pero sobre todo mis fanáticos por el increíble apoyo en los últimos años «.