Julian Alaphilippe (Deceuninck-QuickStep) y Thibaut Pinot (Groupama-FDJ)

La polémica se ha desatado en la octava etapa del Tour de Francia después que Fuglsang y Mollema acusaran a Alaphilippe y Pinot de aprovecharse de las motos de TV.

Después de retomar el maillot amarillo con un ataque lejano en la etapa 8 del Tour de Francia, Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step) fue acusado de seguir la estela de las motocicletas de TV junto con Thibaut Pinot (Groupama-FDJ).

Jakob Fuglsang (Astana) fue el primer ciclista en hacer la acusación, y le dijo a la estación de televisión danesa TV2 que tanto Alaphilippe como Pinot se beneficiaron de las motocicletas de la televisión en los kilómetros finales hasta Saint-Étienne.

«Esperábamos una victoria de etapa para Lutsenko o para mí, o que pudiera ganar algo de tiempo en la clasificación», dijo Fuglsang. «Simplemente me lo perdí cuando los dos franceses siguieron la estela de las motocicletas al final del puerto. Así que a pesar de que éramos parte del grupo mayoritario detrás, no pudimos atraparlos».

«Sí obtuvieron ayuda, pudimos ver eso cuando estábamos detrás. Pudimos ver que estaban detrás de la motocicleta. Me sorprendió un poco en ese momento cuando atacaron. No debería haber tomado tanta distancia tan rápido».

Alaphilippe respondió con sarcasmo cuando se le preguntó sobre los comentarios del ciclista danés en la conferencia de prensa posterior a la carrera, negando que él y Pinot se hubieran beneficiado de seguir las motos en los últimos 12 kilómetros.

«Sí. Coloque mi bicicleta en el auto y tomé una moto», dijo sarcásticamente.

«Realmente lo dimos todo y Pinot también», agregó con más seriedad. «También estaban yendo muy rápido detrás. No sé qué puedo decir, no estaba detrás de una moto».

El líder del UAE Team Emirates, Dan Martin, y Bauke Mollema, del Trek-Segafredo, también mostraron su desaprobación ante este hecho. Mollema dijo que este hecho cambió el curso de la carrera.

«Es realmente ridículo», le dijo Mollema a Sporza. «Hablé con el jurado de la carrera en el camino, porque la moto de la televisión estuvo frente a ellos durante mucho tiempo. En un descenso, eso es una gran diferencia.”

«Es una pena que no le presten atención. Tal vez paso lo mismo en el grupo líder, pero esto realmente afecta el curso de la carrera».

Mollema pasó a detallar los beneficios de seguir las motos, incluida la asistencia adicional que proporcionaría en un descenso como el transcurrido en los últimos 12 kilómetros de la etapa.

«Al observar las luces de freno de la motocicleta, se puede ver exactamente cuándo y qué tipo de giro se aproxima. Además, también se beneficia de la succión de una moto de este tipo».

Los organizadores y el jurado de carrera no se han pronunciado antes estas acusaciones y se espera que en las próximas horas se tomen medidas para evitar este tipo de acontecimientos.