Chris Froome (Team Ineos)

Chris Froome y su equipo se vieron obligados a trabajar muchísimo en la etapa 2 del Critérium du Dauphiné, primero en la captura de una fuga peligrosa y luego por los constantes ataques de Thibaut Pinot.

Al final, Froome terminó a salvo en un grupo de contendientes de élite que incluyeron a Pinot, Adam Yates y Nairo Quintana, mientras que los honores de la etapa y el liderato de la carrera fueron para Dylan Teuns.

La etapa de 180 km entre Mauriac y Craponne-sur-Arzon contaba con ocho subidas en total y con la presencia de la lluvia y viento sería sin duda una prueba de desgaste.

La carrera estaba lejos de terminar y en la Costa de Saint-Victor-sur-Arlanc, Michael Woods y Pinot atacaron del grupo de favoritos. Froome y su compañero de confianza, Wout Poels, fueron rápidos en detectar el peligro, pero Daniel Martin, Richie Porte y Steven Kruijswijk no fueron lo suficientemente atentos o fuertes y finalmente perdieron alrededor de 30 segundos.

«Fue un día mucho más difícil de lo que se veía en el papel», dijo Froome al final de la etapa después de su rutina de calentamiento y estiramiento.

«Con gente como Buchmann y Dumoulin entrando a la fuga, eso nos presionó mucho. Creo que los muchachos montaron fantásticamente si soy honesto y fue una gran carga de trabajo lidiar con eso. No había muchas zonas planas y siempre fue de arriba y abajo. Los muchachos montaron fantásticamente para controlarlo durante tanto tiempo. EF Education First vino a ayudarnos hacia el final, pero la mayor parte del Team Ineos».

Froome siguió el movimiento clave en la etapa 1 cuando Alaphilippe atacó la subida final y el cuatro veces ganador del Tour de Francia tuvo un papel similar un día después.

«Me sentí un poco mejor que ayer. Pero aún es temprano, pero hoy fue como un día de Ardenas, en oposición a las montañas. Todavía falta la mayor parte del carrera pero me siento muy ben».

Es posible que Pinot haya finalizado cuarto en la etapa y que apenas haya perdido segundos de bonificación, pero estuvo a la ofensiva en toda la etapa. Su ataque punzante con Woods dividió el pelotón y en un solo movimiento puso en aprietos a un puñado de corredores que probablemente no llegarán al podio al final de la carrera. El ataque del francés después de la subida no logró hacer diferencia de tiempo, pero ciertamente Pinot está destacando en este punto de la carrera.

«Thibaut fue muy impresionante hoy. Podía sentirlo en tus piernas cada vez que atacaba. Estaba tirando más fuerte que todos los demás. Creo que Jakob Fuglsang también parece estar en gran forma y veremos cómo continúa la carrera».