Miguel Ángel López (Astana)

Miguel Ángel López (Astana) afortunadamente se ha librado de ser castigado luego de golpear a un aficionado que lo derribo en la etapa 20 del Giro de Italia 2019.

El jurado de la UCI aparentemente calificó las acciones de López como una «reacción humana», y no sancionará al ciclista cafetero.

Las reglas de la UCI (22.2) establecen que un acto de violencia hacia cualquier persona que no sea un corredor durante una carrera resulta en la eliminación y una multa de 200 francos suizos (CHF).

Un acto de violencia hacia otro ciclista resulta en una multa de 200 CHF y una penalización de un minuto, y la eliminación de la carrera solo se considera como un «caso especialmente grave».

En los últimos 5 kilómetros, un espectador corrió junto al grupo de favoritos de la general en el que estaba Miguel Ángel López. El hombre aparentemente derribo a López al chocar con otro espectador que estaba a un lado de la carretera.

La reacción del colombiano fue golpear al fanático en varias ocasiones debido a la evidente frustración, para luego tratar de subir a su bicicleta y con ayuda de su compañero de equipo, Jan Hirt, reanudar la persecución a sus rivales en la General.

López eventualmente terminó cediendo 1:49 en la etapa 20, la cual fue ganada por su compañero de equipo Pello Bilbao tras vencer a Mikel Landa (Movistar) en la línea de meta.

Para la disputa de la contrarreloj de mañana, López se encuentra en el sexto lugar de la general a 7:18 de Richard Carapaz (Movistar Team).