Simon Yates (Mitchelton-Scott)

Simon Yates (Mitchelton-Scott) ha finalizado en la segunda posición en la contrarreloj individual correspondiente a la etapa inicial del Giro de Italia 2019.

El británico fue el penúltimo ciclista en iniciar la contrarreloj individual y finalizo de gran manera en la dura subida de la basílica de San Luca.

La primera etapa de la Corsa Rosa fue una contrarreloj individual de ocho kilómetros en Bolonia en la que Primoz Roglic (Jumbo-Visma) fue el corredor más veloz, llevándose la primera victoria y la Maglia Rosa de la carrera.

«Hice todo lo que pude», dijo Yates al final de la etapa. «Tal vez fui un poco suave al principio, pero esa era también la táctica, no se puede ir de principio a fin rápido. Sabía que podía ganar o perder mucho tiempo de la subida. Fue solo un poco, pero está dentro los cálculos”.

Al ser preguntado de cuáles fueron sus sensaciones en la primera etapa del Giro, esto fue lo que dijo el ciclista británico: «Me sentí bien. Fue solo un esfuerzo corto, por supuesto, pero me siento bien».

El ciclista del Mitchelton-Scott comentó sobre el ganador de la etapa, Roglic, que ha mostrado un buen desempeño no solo en la carrera sino en todas las demás competencias en las que ha estado hasta ahora en 2019.

«Hemos visto cómo Roglic ha estado yendo en este año, ganó todas las carreras por etapas que comenzó y también ganó la contrarreloj en Romandía, por lo que está en gran forma, así que esperábamos que fuera primero o segundo.”

Si bien la mayoría de los favoritos de la general decidieron comenzar la contrarreloj antes para evitar la lluvia que se había pronosticado para más tarde en la etapa, Yates fue el último corredor de Mitchelton-Scott que bajó la rampa. «Hubo un momento de duda cuando vi que todos se iban temprano hoy, pero miramos el clima y parecía que iba a estar bien, y fue al final un buen día».

«Estoy feliz de que la carrera haya comenzado ahora, he estado esperando esto durante mucho tiempo y finalmente estamos aquí».