Giro de Italia 2019 – Etapa 13

El viernes 24 de mayo se disputa la Etapa 13 del Giro de Italia 2019 entre las localidades de Pinerolo y Ceresole Reale, con un recorrido de 196 kilómetros.

La escalada en la región del Piamonte, en el noroeste de Italia, nunca se ha visto agraciada por el Giro de Italia, principalmente porque el camino conduce a un callejón sin salida. El paso se corona a una altura de 2.247 metros, lo que es suficientemente difícil con una pendiente media del 5.9% y rampas que alcanzan el 14% y una escalada de 20.3 kilómetros.

La carrera comienza en Pinerolo y la Colletta de Cimiana se incluye como un ascenso de calentamiento que se corona en el kilómetro 16.6. La ruta continúa hasta el pie de Colle del Lys. A partir del kilómetro 40, la escalada asciende a 14 kilómetros, mientras que la pendiente media es del 7%.

La segunda subida es dura. Su rampa más empinada, con un pendiente del 14%, está oculta en algún lugar de una sección de 2.5 kilómetros con una pendiente promedio de 11.2%, que comienza a 2.5 kilómetros del puerto. El Pian del Lupo tiene una escalada de 9,4 kilómetros de tortura y la pendiente promedio de 8.7%. El último kilómetro es el más fácil, ya que se sube al 5,5%.

El Pian del Lupo se corona e inicia un descenso de 16 kilómetros para enfrentar una larga subida. Al principio, con pendientes bastante leves hasta que inicie el ultimo puerto del día.

La localidad de Noasca (inicio de la subida oficial), aparece una rampa del 10% y en el kilómetro 4 de la subida hay una sección al 14%. En este momento hay una sección con leves descensos y secciones onduladas de 5 kilómetros.

Finalizada esta sección ondulada los ciclistas se enfrentan a una escalada al 8.7% de más de 7 kilómetros. El Final es realmente duro con una sección al 13% a 2 kilómetros.