Robbert de Greef

Robbert de Greef murió el jueves por la noche, casi cuatro semanas después de sufrir un paro cardíaco durante la Omloop van de Braakman en Holanda.

El holandés de 27 años, un corredor del equipo Alecto Cycling, fue colocado en un coma inducido durante 48 horas y pasó las siguientes tres semanas en estado crítico.

El jueves por la noche su situación se deterioró y su muerte fue anunciada el viernes por la mañana.

«Desafortunadamente, tenemos que confirmar con gran pena que Robbert murió anoche debido a complicaciones después de su paro cardíaco», se lee en una declaración del equipo de Alecto.

«Gracias por todo Robbert, nunca te olvidaremos».

De Greef estaba en el primer sector de adoquines de la Omloop van de Braakman a solo 15 kilómetros de iniciar la carrera cuando sufrió el paro cardíaco. Los servicios de emergencia lo atendieron en la carretera, realizando una extensa RCP antes de ser trasladado al hospital en Amberes. La carrera fue cancelada posteriormente.

Apenas una semana después, el equipo de Alecto dijo que «hay algo de esperanza otra vez, con su condición estable, aunque aún crítica”. El fin de semana pasado, cuando se alinearon para el memorial de Arno Wallaard, una carrera en memoria de otro ciclista que murió de problemas cardíacos, dijeron que cuando su salud mejorara, sería elegible para un trasplante de corazón.

El viernes, sin embargo, tuvieron que comunicar las peores noticias posibles. Según los periódicos holandeses, De Greef sufrió una hemorragia cerebral durante la noche, que lo llevó a la muerte.

Después de comenzar su carrera en los equipos Continentales en Holanda, De Greef corrió para el equipo Continental Roompot-Nederlandse Loterij Pro la temporada pasada. Después de la fusión del equipo con Willems-Crelan de Veranda, regresó al nivel Continental con Alecto. Había disfrutado de un buen comienzo de la temporada 2019, con el segundo lugar la Ronde van Drenthe, terminando tres segundos por detrás del ganador Pim Ligthart.