Jarlinson Pantano

La UCI confirmó el lunes que Jarlinson Pantano había sido suspendido provisionalmente por un hallazgo analítico adverso de un control antidopaje del 26 de febrero, que mostraba la presencia de eritropoyetina (EPO).

Conocida la noticia, Trek-Segafredo anunció que suspendieron al ciclista colombiano luego de que el ciclista de 30 años fuera informado de un hallazgo analítico adverso para el medicamento eritropoyetina (EPO) en un control de dopaje fuera de competición realizado el 26 de febrero por la Cycling Anti-Doping Foundation.

«Es con una gran decepción que acabamos de enterarnos de que nuestro corredor, Jarlinson Pantano, ha sido notificado de un hallazgo analítico adverso en una muestra recolectada durante un control fuera de competición realizado por la Cycling Antidoping Foundation. De acuerdo con nuestra política de cero tolerancia, ha sido suspendido de inmediato», anunció Trek-Segafredo en un comunicado enviado a los medios de comunicación.

«Mantenemos a nuestros corredores y personal en los más altos estándares éticos y actuaremos y nos comunicaremos en consecuencia a medida que haya más detalles disponibles».

Pantano compitió por última vez para Trek-Segafredo el 25 de marzo cuando abandonó la primera etapa de la Volta a Catalunya.

El uso de la EPO llegó a su punto máximo en la década de 1990 y principios de la década de 2000, con el caso de Lance Armstrong, que desvela el abuso desenfrenado de estas técnicas en el pelotón profesional. Pero con la llegada del pasaporte biológico, se cree que su uso ha disminuido drásticamente.

No obstante, ha habido una serie de positivos por EPO en los últimos años. El colombiano Wilmar Paredes fue suspendido del Manzana Postobón luego de que se anunciara un resultado positivo la semana pasada. El ganador de la clasificación de la montaña de la Vuelta a San Juan, Daniel Zamora, fue suspendido en marzo por positivo a EPO en esa carrera.

El pasado noviembre, el ex ciclista del Trek-Segafredo, Andre Cardoso, recibió una suspensión de cuatro años por un positivo a EPO en 2017, mientras que Rémy Di Gregorio fue suspendido el año pasado luego de que diera positivo en París-Niza.

Kanstantsin Siutsou (Bahréin-Mérida) fue suspendido en septiembre por un positivo detectado en julio por EPO.

En total, hay 17 atletas que actualmente están cumpliendo suspensiones para EPO en la lista de Infracción de la Regla Antidopaje de la UCI, y 22 suspendidos por un medicamento relacionado llamado CERA, la mayoría de ellos provenientes de suspensiones masivas en pruebas realizadas en Sudamérica, ya sea en la Vuelta a Costa Rica o Vuelta a Colombia en 2017.