Jakob Fuglsang (Astana)

El danés Jakob Fuglsang (Astana) mostro su frustración al enterarse que había sido desplazado hasta la cuarta posición de la general en la Vuelta al Pais Vasco.

Más de un minuto después de que el danés hubiera terminado, y sin que él lo supiera, el líder de la carrera, Emanuel Buchmann (Bora-Hansgrohe), había tomado una vía equivocada en los últimos metros de la etapa 6, perdiendo segundos vitales mientras intentaba mantenerse en el tercer lugar de la clasificación General.

Debido a un error de un miembro de la organización encargado en la señalización, Buchmann recibió más tarde el mismo tiempo que los ciclistas que se mantuvieron en el camino correcto. Esta decisión hizo que el ciclista alemán descontara 12 segundos a Fuglsang, quien finalmente terminó a cinco segundos en el cuarto lugar de la general.

Fuglsang, que había estado en la ceremonia del podio final después de la carrera, comento en su cuenta de Instagram su disgusto por la decisión tomada por los organizadores de la carrera:

«He estado en el podio como tercero en la general después de un día en el que dejé todo en la carretera para Ion [Izagirre] para tomar la victoria, y para subir al podio final.”

«Luego, luego me despojaron del podio porque Buchmann siguió la desviación de los autos y las motos a 300 metros de meta. Después, se le dio el mismo tiempo que los otros miembros de su grupo que hicieron lo correcto».

«Nunca había oído hablar de algo así antes y me he quedado sin palabras acerca de la decisión. Quiero decir, no tuvo un problema técnico ni se estrelló. Él se equivocó. Me parece ridículo».

Fuglsang formó parte de un grupo de fugados de gran calidad que incluía al ganador de la etapa Adam Yates (Mitchelton-Scott) y el dúo del UAE Team Emirates, Tadej Pogačar y Dan Martin. Ellos se escaparon a falta de 65 km de la línea de meta. El danés trabajó para el líder del equipo y el eventual ganador de la carrera Ion Izagirre.

En los últimos kilómetros, Buchmann estaba trabajando para salvar su lugar en el podio de Fuglsang cuando, a metros de la meta, él y otros cinco ciclistas se vieron afectados por el error, mientras que Bauke Mollema (Trek-Segafredo), Mikel Landa (Movistar) y Hugh Carthy (EF Education First) reaccionaron lo suficientemente rápido como para tomar la vía correcta. Los corredores que tomaron el camino equivocado con Buchmann también fueron beneficiados por la medida de los organizadores.

El resultado rompe una racha de podios para Fuglsang, con su victoria en la Vuelta a Andalucía, un segundo lugar en la Strade Bianche y el tercer puesto en Tirreno-Adriático antes de competir en la Vuelta al País Vasco.

En un comunicado de prensa de Astana, Fuglsang también dio declaraciones hablando sobre la extraña situación en la que se había encontrado.

«Honestamente, fue una decisión muy extraña por parte del jurado. Por supuesto, estoy decepcionado», dijo. «Creo que esto no es normal cuando haces toda la ceremonia del podio y luego, finalmente, te dan el cuarto lugar».

«No sabía qué había pasado allí detrás de mí, pero toda esta situación se ve tan equivocada y ridícula. De todos modos, estoy feliz por Ion Izagirre y su victoria. Hoy estuvimos muy motivados e hicimos todo lo que habíamos planeado. Fue todo o nada para Ion, y estoy orgulloso de haber sido parte de esta gran victoria».