AdamYates (Mitchelton-Scott)

Adam Yates (Mitchelton-Scott) consiguió una espectacular victoria en la etapa reina de la Volta a Catalunya que o dejo en el segundo lugar de la General.

Un año después de que se accidentara en la Volta a Catalunya en las faldas del Vallter 2000 y se rompiera la pelvis, Adam Yates (Mitchelton-Scott) pudo obtener una victoria de etapa en la escalada más dura de la Volta y al mismo tiempo pasar al segundo lugar en la General.

En Vallter 2000, Yates superó a un selecto grupo de contendientes para lograr su segunda victoria individual de la temporada después de la conseguida en la etapa reina de la Volta a la Comunidad Valenciana en febrero.

Yates ahora es el segundo en la clasificación general detrás de Thomas De Gendt (Lotto-Soudal), con una estrecha ventaja de tres segundos sobre Egan Bernal (Team Sky) y Daniel Martin (UAE Team Emirates), mientras que Nairo Quintana (Movistar Team) y Miguel Ángel López (Astana) están solo un poco más atrás.

Eso significa mañana habrá mucha acción en el segundo final en alto de la Volta a Catalunya con final en La Molina, sin contar las bonificaciones de tiempo que hay disponibles en el trascurso de la etapa. Pero después de su victoria de etapa en el puerto más duro de la Volta en 2019, y con De Gendt diciéndoles a los reporteros que no tiene ninguna expectativa de mantener el liderazgo en otra etapa, Yates está buscando ser el mejor clasificado de todos los favoritos en la Clasificación General.

Hablando con los reporteros después, Yates dijo que tenía conocimiento previo de la escalada.

«Hice la escalada en el Volta 2014 cuando lo hicimos en la nieve, nevó casi todo el día y tampoco está muy lejos de Andorra», donde vive Yates, «para que podamos saltar y hacer un poco de reconocimiento».

Cuando Bernal atacó, Yates pareció incapaz de seguirlo, pero dijo que su objetivo era ir a su propio ritmo el mayor tiempo posible. «Estaba a unas cuantas ruedas atrás, así que solo me puse mi paso. Había un largo camino por recorrer, a cuatro o cinco kilómetros».

«Lentamente regresé, y luego fue un poco de juego entre todos. Quintana no quería trabajar en un momento dado, entonces Dan Martin estaba atacando, así que sí, todo era un juego. Y terminó en una Sprint, y me las arreglé para doblar la última curva primero!»

Con la victoria de la etapa, comienza la batalla por la General, pero Yates, recientemente derrotado por un segundo en Tirreno-Adriático, se mostró cauteloso acerca de las tácticas que emplearía.

«Mañana [el jueves] es otro día, en La Molina es otro duro puerto y otra oportunidad de ganar. Obviamente, estoy en buenas condiciones, así que lo intentaré, pero esta carrera no termina hasta Barcelona y la última etapa allí siempre es realmente difícil. Así que haré mi mejor esfuerzo y espero poder ganar”.

Yates hablo sobre su accidente del año pasado que lo dejo con la pelvis rota al pie de la escalada al Camprodon: «hasta ahora las cosas se ven mucho mejor. Pero como dije antes, mañana y Barcelona podrían ser buenas etapas para mí. Simon ganó allí el año pasado, y lo que más le convenga a él también se adapta a mí, así que hay dos oportunidades más”.