Peter Sagan (Bora-Hansgrohe)

Un virus estomacal pone en duda la participación de Peter Sagan en la Tirreno-Adriático que inicia este miércoles 13 de marzo con una crono por equipos.

Debido a este problema de salud, Sagan no ha podido entrenar adecuadamente durante los últimos cinco días. Según el portal Cyclingnews, Peter Sagan ha viajado a la Toscana y tiene la intención de comenzar la carrera por etapas, pero la condición del tres veces campeón del mundo se ha visto seriamente afectada ya que ha sufrido de diarrea y ha luchado para comer normalmente durante los últimos cinco días.

Peter Sagan no asistirá a la conferencia de prensa previa a la Tirreno-Adriático el martes por la tarde ni hará reconocimiento al recorrido de la contrarreloj por equipos del primer día de competencia. En cambio, él y algunos compañeros del equipo Bora-Hansgrohe harán un viaje corto desde el hotel que el equipo usó para la carrera GP Industria & Artigianato en Montecatini Terme, cerca de Florencia hasta Lido di Camaiore.

Afortunadamente, Tirreno-Adriático comienza con una contrarreloj por equipos de 21,5 km alrededor de Lido di Camaiore el miércoles, lo que le da a Sagan un día adicional para recuperarse antes de las etapas onduladas que inician el jueves. Junto Sagan estarán en carrera Maciej Bodnar, Marcus Burghardt, David Formolo, Oscar Gatto, Rafal Majka y Daniel Oss.

Sagan hizo su debut esta temporada en el Tour Down Under en Australia y luego viajo hasta Argentina para disputar la Vuelta a San Juan. Ganó una etapa en el Tour Down Under y terminó segundo y tercero en dos sprints en Argentina, en su preparación para el inicio de la temporada de las Clásicas de primavera.

Peter Sagan tiene en sus planes disputar todas las Clásicas desde Milán-San Remo hasta Lieja-Bastogne-Lieja, por lo que optó por perderse la Strade Bianche y retrasar su regreso a las carreras hasta Tirreno-Adriático y de esta forma poder completar un bloque de entrenamiento más largo en Sierra Nevada, España.

Según los informes, ha entrenado bien en altura, pero su estado de forma ahora se ha sido afectado por el virus estomacal. Será vital para él recuperarse y correr Tirreno-Adriático para que pueda volver a estar en forma para la Milán-San Remo el sábado 23 de marzo.