Egan Bernal

El primer día de carreras en la Paris-Niza 2019 estuvo llena de muchas emociones gracias a un incesante viento que provoco abanicos por doquier.

En un día peligroso, Team Sky puede estar satisfecho con el espléndido trabajo de Luke Rowe que guio a Michal Kwiatkowski y Egan Bernal a través de los vientos cruzados que arrasaron la carrera.

Un número de corredores con aspiraciones reales en la clasificación general fueron víctimas de los abanicos y perdieron tiempo debido a implacable viento, caso como el del campeón defensor Marc Soler (Movistar Team) o del joven colombiano Iván Ramiro Sosa (Team Sky).

Pero el trabajo del trio de corredores del Team Sky fue espectacular, sobretodo del joven colombiano Egan Bernal quien mostro una vez más la clase que tiene.

Michal Kwiatkowski, quien ganó la Tirreno-Adriático el año pasado, también corrió de forma agresiva y aprovechó los sprints intermedios para ganar cinco segundos de bonificación, algo muy importante si tenemos en cuenta que las últimas ediciones de la parís-Niza se ha decidido por escasos segundos.

“He tenido mejores cumpleaños, pero nos divertimos mucho corriendo hoy, así que estoy bien”, dijo Rowe, quien cumplió 29 años este domingo. “Fue un día típico en la primera mitad de París-Niza en realidad. Estábamos en el lado correcto de los abanicos en cada una de las ocasiones con Kwiato y Egan, nuestros dos muchachos para la General.”

“Es una carrera de dos mitades este año, eso está claro. Están los primeros tres días antes de la contrarreloj y luego después de eso vamos a las montañas. Solo tenemos que salir ilesos de los primeros días. Si tomamos tiempo, genial, pero lo más importante es no perder tiempo. Así que eso se hace día a día. Kwiato también tomó algunos segundos de bonificación. Y cuando todo el equipo corre así y contribuye donde Pueden hacerlo, por lo general va a ir bastante bien. Fue un gran primer día en París-Niza”.

Si bien Kwiatkowski, un especialista en Clásicas y ex ganador de la E3-Harelbeke, sorprendió a algunos con su poder y posición, no se podía decir lo mismo de Egan Bernal.

El joven colombiano está lejos de estar familiarizado con tales condiciones de carrera y está en su mejor momento. Sin embargo, después de que un error de posicionamiento le costó en el Tour Colombia el mes pasado, no se equivocó en París-Niza, permaneciendo siempre cerca del frente junto a su compatriota Nairo Quintana, e incluso tirando para producir el abanico en más de una ocasión.

“Un corredor como Egan es pura clase”, dijo Rowe. “Estaba tratando de explicarle esta mañana sobre cómo volver regresar en una abanico y cómo se debe correr y luego él solo va y lo rompe. O lo tienes o no lo tienes y él ciertamente lo tiene. Mucha Clase.”