Thibaut Pinot

Thibaut Pinot ha dicho que se siente traicionado por su compañero de equipo en el Groupama-FDJ, Georg Preidler, quien confesó haber extraído su sangre para una posible transfusión en dos ocasiones a fines del año pasado.

En una entrevista con L’Équipe el martes, Pinot describió las acciones de Preidler como de «alta traición».

El domingo, Preidler informó a la gerencia de Groupama-FDJ que estaba renunciando al equipo después de haber confesado a la policía austriaca que había extraído su sangre para un posible dopaje. El también corredor austriaco Stefan Denifl también confesó haber hecho dopaje sanguíneo luego de ser entrevistado por la policía como parte de la “Operación Aderlass». Pinot se enteró de la confesión de Preidler a través de las redes sociales el lunes por la mañana.

«Cuando supe lo de Preidler me sorprendió», le dijo Pinot a L’Équipe. «No esperaba eso en absoluto, especialmente si venía de un tipo como él. Fue realmente difícil. Incluso derramé una lágrima, porque para mí esto es alta traición».

«No puedo digerirlo, estoy tratando de entender. Ayer no pude entrenar. Esta mañana, fui e hice dos horas en la bicicleta, pero no pensé en nada más que eso porque tengo tantas preguntas sin respuestas. Está dando vueltas alrededor de mi cabeza”.

Preidler firmó para Groupama-FDJ proveniente del Team Sunweb a principios de 2018 y formó parte del grupo de escaladores que siguió un programa de carreras muy similar al de Pinot. El austriaco estuvo al lado de Pinot en el Giro de Italia y Vuelta a España el año pasado, y él lo ayudó a ganar el Tour du Haut-Var la semana pasada.

Pinot dijo que su sentido de traición era aún más agudo porque Preidler se había convertido en un amigo durante la temporada.

«Cuando ganó su etapa en el Tour de Polonia, estaba tan feliz como si hubiera ganado yo mismo, porque tenía sentimientos de amistad con ese tipo», dijo Pinot. «Después de eso, ¿quiso ganar carreras él mismo o simplemente quería ser más fuerte para estar a mi lado? Esas son las preguntas que me hago y no tengo ninguna respuesta porque no lo presionaron para que tener resultados.”

«Estaba conmigo en Haut-Var, y antes de Mont Faron [donde Pinot ganó.] Hizo un montón de trabajo para atrapar la fuga. Era un aliado esencial para mí. Me gustaría entenderlo. Casi sentí pena por él, porque ha arruinado su vida, es muy idiota».

Pinot ha sido un profesional en FDJ desde 2010 y dijo que Preidler es el primer caso de dopaje que ha encontrado en lugares cercanos. El hermano de Pinot, Julien, forma parte del cuerpo técnico de Groupama-FDJ y supervisó el trabajo de Preidler.

«Fue uno de los dos, tres compañeros de equipo que fueron esenciales para mí», dijo Pinot. «Era un corredor de mente sana, que encajaba con nuestra forma de ser. Era muy natural, muy discreto, muy tímido. No puedo entender cómo podía hacer eso. Lo único que casi me consuela es que no pudo guardar este secreto, no pudo soportar ese peso».

Pinot no ha tenido noticias de Preidler desde que estalló la noticia de su confesión el lunes, y el austriaco se retiró de las redes sociales.

«Creo que todo no ha salido todavía y tal vez algún día me escriba, pero bueno, he sido traicionado. También pienso en este pobre chico que ha arruinado su vida. Tenía todo para tener éxito. Estaba en un equipo saludable, estaba rodeado de buenas personas», dijo Pinot, quien se hizo eco del compañero de equipo Benoit Vaugrenard al señalar que FDJ ofrece un nivel muy alto de seguridad laboral, mucho más que muchos otros equipos.

«No estaba buscando la gloria o el dinero, solo quería ayudarme. No le preocupaba que su trabajo fuera precario. Tenía muchos problemas físicos al final del año, debe haber tenido una período de duda».

Además de Preidler y Denifl, cinco esquiadores nórdicos han sido implicados hasta ahora en el escándalo de dopaje sanguíneo, mientras que el Dr. Mark Schmidt, ex doctor de los equipos Gerolsteiner y Milram, ha sido arrestado y, según informes, le han incautado 40 bolsas de sangre en un garaje en Erfurt, Alemania.

«Por el momento, sabemos acerca de siete personas, pero creo que es mucho más grande que eso. Si un tipo como él se siente capaz de decir que sí, es quizás porque sabía que no estaba solo. Estamos esperando para descubrirlo. Solo espero que no nos haya mentido desde el principio», dijo Pinot.

«En ciclismo, no solo busco rendimiento, también se trata de los lazos de amistad. Esto va más allá del ciclismo, es la traición de un amigo. Cuando eso le sucede a un chico que no conoces, te dices que es lo suficientemente bueno para él. Pero esto es otra cosa”.